lunes, 18 de julio de 2011

¡ EL REMANSO !

¡El río se adormece entre arreboles 
en el agua serena del remanso... 
borda el sol filigranas de luz oro 
en el claro cristal adormilado...! 

Su espuma teje encajes en los juncos, 
y arpegios susurrantes en su albura,
 chispas de luz, iridiscentes ascuas 
reverberan diamantinas su hermosura. 

Añosos olmos de la verde orilla 
en albura de plata se reflejan... 
¡hay un velo mirífico de embrujo 
celando el río, los olmos, la ribera! 

 La brisa riza arrullos en su albeo 
en adagio bordado de purezas... 
hay un silencio azul, ecos de magia 
donde el río espejo, se detiene y sueña... 

 Danzan libélulas con mariposas, 
fantasías etéreas y hechizadas... 
oro en la tarde, armonías, transparencias, 
¡ en el remanso, quedó dormida el agua!

14 comentarios:

  1. ¡En el remanso quedó dormida el agua!
    ¡Qué hermoso poema le has hecho al río Tiétar! todo un bello paisaje de belleza natural, donde el río que es el protagonista, deja a su paso y en su espejo de agua, maravillas de cielo y tierra.
    Un bello romance al río, con su verso endecasílabo, sus olmos, su lengua de plata y sus barbas de espuma blanca.
    Ángeles, eres una gran poeta ¿lo sabías?
    Y ahora yo me pregunto: ¿Qué encontraste en el río, para que desbordase en tu alma tanta inspiración?
    ¿Sería el remanso? Solo tú lo sabes.
    Un maravilloso poema al río, así como su fotografía. ¡Mi felicitación de nuevo amiga!

    ResponderEliminar
  2. Hola, visitandote por vez primera y me encuentro con una belleza de poema, transmite tanta paz y serenidad. Me han maravillado tus letras asi que estare siguiendo tu espacio y a la vez te invito al mio.

    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Coincido en anteriores comentarios en la hermosura con que describes una naturaleza majestuosa y serena. Quien no quedaría en paz dormido escuchándote recitarlos al arrullo de ese río y de tu voz.
    Sencillamente espléndido. Mi cariño siempre amiga Nines.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan...¿ sabes que encuentro siempre en el río? una paz que me acaricia el alma, un silencio lleno de susurros de vida, un fluir con la vida que se me ofrece llena de armonías y serenidades. Ya lo dijo el poeta Jorge Manrique...¡Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar...! me siento formando parte de ese todo que me rodea y desborda con su pureza, y además me llena de vitaminas el alma...es como tener hambre de todas esas vivencias en las que me sumerjo porque las necesito para vivir.

    Un abrazo y gracias Juan por tus palabras en mi blog

    ResponderEliminar
  5. Hola Betty Mtz Compean, gracias por llegar hasta mi espacio y dejarme tus palabras en él. Eres muy gentil con mi poema y si he sabido transmitirte paz y serenidad, es aún más maravilloso, porque esos son los sentimientos que me habitan a mí y tú los has sentido.
    Visitaré tu blog, no lo dudes Betty.

    Un abrazo con una lluvia de felicidad

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay Loli, tienes el don maravilloso de captar las mejores palabras y haces poesía sólo con tus las respuestas. Lo cierto es que la Naturaleza en general, me acaricia el alma, me encanta descubrir rincones donde habitan los rumores de la vida, y llenarme de toda esa paz a pleno pulmón, respirando cielos, árboles, tierra, sol, agua... armonías, bellezas... ¡Hasta hablo y me abrazo a los árboles...! ¡quién no me conozca diría que estoy medio pirada...! pero es maravilloso, prueba a hacerlo Loli, y ya verás lo que se llega a sentir con los ojos del alma.

    Un beso con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. Es un buen poema dedicado al remanso del río. Bellísimo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  8. Mil gracias Julie por tus palabras que son siempre como rayitos de sol. Es cierto que el Río Tiétar tiene en algunos tramos, una belleza llena de serenidades y armonías que seducen el alma y la llenan de paz.

    Mi cariño con un beso

    ResponderEliminar
  9. ¡ precioso angeles ! son tantos los rios como los rios de los lazos de sangre que el alma hace que dos que no se conocen en persona se sienta uno tan tan cerca un abrazo guapisima

    ResponderEliminar
  10. Gracias Hadama, por tus dulces palabras, que son ciertas, podemos conectar con el lenguaje del alma, con el río de nuestros pensamientos, porque nuestras vidas son como ríos que terminan en el mar.

    Un abrazo con una lluvia de felicidad

    ResponderEliminar
  11. Gracias por el paseo por ese estupendo río, sus murmullos, colores y remansos.
    Estupenda poesía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Mis gracias a ti Julio por dejarme la huella de tus palabras. Los ríos son de una belleza increíble, bulle la vida en sus orillas y su fluir acaricia el alma con sentimientos y sensaciones, donde el silencio se viste de ecos, que tejen un entorno de magia y hechizo.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  13. Hola Ángeles, desde luego es un verdadero remanso, en él si me gustaría poder pasar mis días que tanto anhela la paz y el amor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias palabras al viento, no había visto tu comentario, y por este motivo no te he contestado antes. Creo que la paz, podemos sentirla siempre en nuestra alma, cuando hacemos el silencio interior, y somos capaces de vibrar con en Universo, lleno de vida amor y belleza.

    ¡Un abrazo, con los ecos de oro de esa paz y amor que buscas.!

    ResponderEliminar