domingo, 29 de enero de 2012

¡ LA BUHARDILLA !

Yo en mi infancia, tejí bellos sueños 
en la vieja buhardilla de casa, 
fue mi reino de hadas y duendes, 
de dragones, princesas, piratas... 
Entre el trigo dorado y bruñido, 
y costales llenos de cebada, 
¡la buhardilla escondía secretos 
de conjuros, hechizos y magia...! 

En el suelo, las rojas baldosas 
las veo aún, con los ojos del alma... 
y a las vigas, nido de carcomas 
con las tejas desnudas y pardas. 
Desgastadas paredes de adobes, 
se vestían de blanco, encaladas, 
¡y sobre ellas, bellas mariposas, 
luz y sombras, el sol dibujaba...! 

Y en destellos, se metía dorado 
por la estrecha y pequeña ventana, 
despertando con cálidos besos 
a la vida que dormía embrujada. 
¡Con "Merlín" mi mimoso conejo 
qué vivía en la artesa, entre tablas,
 fui princesa de un reino encantado, 
fui una ondina de aguas de plata...! 

 Y habité en un palacio en las nubes, 
aromado con trigo y cebada, 
con antorchas de luz del sol oro, 
y brocados de telas de arañas... 
¡Golondrinas, historias, estrellas, 
anidaron dentro de mi alma!
¡yo en mi infancia, tejí bellos sueños 
en la vieja buhardilla de casa...!

38 comentarios:

  1. ¡Cuantos sueños tejiamos en nuestra infancia! En una vieja buhardilla, en un polvoriento desván...en una fría bodega-despensa. ¡cuanto echamos de menos esos momentos! La vida transcurre y, ahora, desde la distancia de los años recordamos aquel inquieto sol que dibujaba bellas mariposas, buscando las inocentes miradas con sonrisas no forzadas.
    ¡Con que poco, eramos tan inmensamente Felices!...y más si teniamos a nuestro Merlín como cómplice de esta magia...de estos sueños que algún día fueron realidad.
    Me ha cautivado tu Poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Pedro Luis, no teníamos nada, pero teníamos el alma llena de sueños y eso nos llenaba de felicidad. Mi buhardilla era mágica, en ella había todo lo que yo soñaba. Y mi Merlín era una pasada, creo que he tenido a animales increibles que me traía mi padre, lisiados para que se curasen, tortugas, perdices, patos, mirlos, hasta una cigüeña que tenía un ala rota, se la curamos, y volvió a volar...

    Gracias por tu visita a mi blog.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angeles.Tu poema es precioso.Es cierto que sin tener apenas nada tejiamos nuestras propias fantasias imaginarias.
      ¡Me ha encantado!
      Feliz semana..

      Eliminar
  3. Perdimos en el cambio de buhardillas por trasteros.

    ResponderEliminar
  4. Querida amiga, como siempre es un placer leerte, tenía un ratito hoy y me he dicho que tenía que ver lo que has escrito estos días. Yo también tuve un desván y un palomar en la casa de los abuelos. En esa casa estaban mis juegos y fantasías de niña pero fue demolida y ahora es una urbanización por la que no quiero pasar para evitar emociones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Ángeles:

    Qué bonita manera de entrelazar recuerdos, tejidos en versos que llegan al alma.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga Juolina, es cierto lo que dices, no teníamos casi ningún juguete físico, pero nuestra imaginación desbordada nos hacía construir lás más bellas historias... y vivir la fantasía.

    Gracias por tus palabras en mi blog, y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón Paco, pero con un trasreto la magia se fue al País de los Sueños, y ya no habita en él, como hacía en las viejas buhardillas que guardaban tesoros únicos. Y yo siempre me recuerdo con algún animalillo lisiado que mi padre curaba, y mientras para mí eran mis tesoros. Merlín el conejo y Chaguín el gato de ojos verdes, siempre estuvieron conmigo, y hoy no sé si son compatibles que un conejo y un gato compartan cama, comida y juegos, pero ellos lo hacían.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Loli, qué alegría, te he visitado varias veces y sabía que estabas con mucho trabajo. Por eso gracias por llegar hasta mi blog, en un ratín de tiempo. ¿Sabes? Creo que nuestra infancia se llenó de rayos de fantasía y magia y nos ha dejado unos recuerdos maravillosos.

    Un abrazo grandote con mis deseos de felicidad.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Rafael por llegar hasta mi blog, y si es cierto que mi buhardilla era un verdadero paraiso, el trigo dorado permanecía amontonado en el suelo acotado por tablas, y podías zambullirte en él como en una piscina, aún en mi alma ahora mismo estoy evocando el aroma que tenía cuando me metía en él y me tapaba hasta la cabeza.

    ¡Es ciertos que los momentos de felicidad en la infancia son inolvidables!

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Angeles, vengo a darte las gracias por haber tenido el detalle de haber ido a conocer mi blog, enlazo tu blog como seguidor, para no perderlo porque me gusta mucho tu blog, tu manera de hacer poesía, y con ella me has metido en tu sueño, trasladándome a mi infancia tejiendo los míos en un mundo cálido y envuelto en paz, gracias, Angeles, un placer estar en tu rincón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hola Ángeles, no he tenido más remedio que introducirme en tu BUHARDILLA, yo la he conocido siempre como la "TROJE", tengo que reconocer que suena mejor por tu parte e impulsa a los recuerdos más bonitos de nuestra infancia.Enhorabuena por tan deliciosa poesia,sigues siendo mi mayor alegría al poder seguirte en tu blogs,gracias por hacernos entrar en la niñez y en nuestros recuerdos.

    Un abrazo y mi más sincera amistad.

    ResponderEliminar
  12. Buhardilla de sueños para almas que sienten. Es precioso Angeles, y como siempre que te leo : destilas dulzura.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola María, gracias por pasarte por mi espacio, y gracias también por las palabras que me dejas en él. Es cierto que muchos de nosotros apenas tuvimos juguetes físicos en nuestra infancia, pero tuvimos la fantasía, que es el mejor de los juguetes, para crear mundos de sueños.

    Un abrazo con un rayito de sol.

    ResponderEliminar
  14. Palabras al viento, en mi tierra también se dice troje, al último piso de una casa, pero en mi caso, era una buhardilla, con su rebaje del techo, y una ventana, por la que yo por cierto me subía en ella, para llegar por el tejado a la chimenea de la casa y desde allí ver todo mi pueblo y los campos que le rodeaban.
    No sé como no me caí alguna vez, o me rompí algún hueso, pero mis deseos de libertad, se perdían por los paisajes que desde ella divisaba.
    Mil gracias por pasar por mi blog. Y un abrazo hasta tus tierras del sur.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Laura por las palabras que me dejas escritas en mi blog, y por pasar por él.
    La poesía creo que es el lenguaje del alma, cuando se desborda en sentimientos y tienes que abrir la puerta de ella, para que vuelen en libertad.

    Mi cariño con un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Para muchos y me cuento entre ellos, el recuerdo de nuestra ni;es es lo mas lindo, la etapa que nos abrigara en nuestros dias dificiles de adultos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Tienes toda la razón Betty, en njuestra infancia tejimos hermosos sueños y esos habitan aún en el fondo de nuestra alma. Y permanecen en nosotros como chispas de luz.

    Gracias por llegar a mi blog, y dejarme la huella de tus palabras.

    Un abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar
  18. Hola Ángeles... lindo poema, tierno y mágico, lleno de recuerdos de una infancia feliz, me encantó y te felicito con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Delicioso, me ha encantado!

    Un abrazo cariñoso.

    ResponderEliminar
  20. Y es que las buhardillas tienen un encanto especial.
    Leyéndote, he vuelto a sentir aires de infancia, rumor de cámaras oscuras en los veranos del pueblo de mi padre, magia en las paredes y zozobra en los miedos.
    Muy sugerente y bonito, Ángeles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias mi buena amiga por acariciarnos el corazón con la sublime belleza en cada verso de tú hermosa poesía. Que pases un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias Beatriz, por tu presencia en mi espacio, se bienvenida hoy y siempre que lo desees.

    Un abrazo desde el comienso del arco iris.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Angeles,
      quería avisarte que me enamoró tu buhardilla y tu maravillosa manera de llegar a mi corazón y me he permitido grabar el texto y subirlo a mi blog. Sé que no te he pedido permiso y si te molesta lo retiraré de inmediato pero era irresistible y quise compartirlo y que te conocieran un poquito más, en la medida de mis posibilidades. Te invito a visitarme para que me digas si te guste.
      La música es elección de Ruth, que busca siempre el complemento perfecto para lo que grabo.
      Te dejo un cariñoso abrazo agradecido.

      http://beatrizsalas10.blogspot.com/2012/02/angeles-marcos-la-buhardilla-del-blog.html

      Eliminar
  23. Hola Cinarizina, gracias por acerdarte a mi espacio. Tienes razón es un recuerdo muy nítido de mi infancia que está en mi alma, porque fueron muchas las horas pasadas en mi buhardilla, que para mí era mi mundo mágico de sueños.

    Un abrazo con un rayo de sol.

    ResponderEliminar
  24. Hola Isabel es cierto lo que dices, las buhardillas son como un lugar mágico entre la tierra y las nubes, y más cuando somos niños y nuestras fantasías tienen alas que vuelan en libertad por los cielos de nuestros sueños.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Manuel, una vez más, como siempre mil gracias por dejarme en mi blog las huellas de tu presencia. Te deseo también un fin de semana lleno dee felicidad, aunque los termómetros nos asusten con sus números, y el invierno con sus fríos.

    Un abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar
  26. ¡Maravilloso! Muy bien logrado. Me has acercado a los recuerdos de mi infancia. Excelente. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  27. Que bello poema. Con que delicadeza reflejas los recuerdos de tu infancia, y nos transportas inevitablemente a nuestra infancia para revivir los lindos momentos vividos en esa etapa de nuestra vida. Todos tenemos por ahí una buhardilla en el recuerdo, recuerdos que nos dan nostalgia y tranquilidad en nuestro corazón.
    Belleza de versos estimada Ángeles.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  28. Hola S.A.D.E.FILIAL VILLA MARÍA... Gracias por acercarte a mi blog. Es cierto que los recuerdos de nuestra infancia, permanecen vivos, como vitaminas mágicas que están en la memoria del alma. Y eso es lo más bello.

    ¡Un saludo y mucha felicidad!

    ResponderEliminar
  29. Gracias Chogüi, por dejarme tu huella con tan lindas palabras. Es cierto que todos tenemos un mundo mágico de recuerdos de nuestra infancia, que son únicos, imborrables y marravillosos. A veces hasta percibimos los aromas que nos envolvieron con sus alas de luz, sembrando estrellas en nuestra alma.

    Un abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar
  30. Hola mi buena amiga, estoy aquí de nuevo y sin apenas hacer ruido, para saludarte y también desearte un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.

    ResponderEliminar
  31. Mil gracias Manuel por acercarte a mi espacio y dejarme tus palabras lindas.

    Un abrazo desde un rayito de sol, que al fin luce después de días de frío y nieve.¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  32. No te conocía este blog, llego a él desde la voz de Beatriz Salas y me quedó, por supuesto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Hola Ángeles, vengo del blog de Beatriz y ha sido un auténtico placer pasear contigo en ese mágico lugar abuhardillado.
    Me encantó de veras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Hola Querida Chelo, qué alegría me has dado al encontrarte en este mi blog de "Huellas del alma" sí tengo dos, uno para prosa y este de poesía y creo que en este, dejo más los sentimientos desbordados que me llenan. Tengo bastantes premios literarios de poesía, pero me da apuros poner los poemas, porque no me gusta destacar evito hacerlo. Pero la poesía es para mí el lenguaje de mi alma.

    Un abrazo con todo mi cariño, que sabes que es mucho.

    ResponderEliminar
  35. Hola Beatriz, ya te he contestado en tu blog, me encanta el montaje que has hecho con la música y la palabra de mi poema...Tienes mi total permiso para quedarle en tu espacio. Siempre es hermoso compartir sentimientos con las personas, porque son el alimento del alma.

    Un abrazo con mi cariño.

    ResponderEliminar
  36. Gracias Marinel, por llegar hasta mi blog, "La buhardilla" es un poema al que le tengo un especial cariño, porque todo en él, desborda los sentimientos, que están en la memoría de mi alma todo es auténtico, como lo vivía y veía, y desde mi mundo infantil, soñé con la magia y la fantasía que encontraba en ella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar