domingo, 4 de marzo de 2012

¡EL HIJO !

-¡Madre, abre la ventana 
qué tengo que salir fuera 
porque la noche me llama 
con su corona de estrellas...! 
Madre, que el viento me llama
y en los cristales golpea 
mi nombre en susurros y besos... 
¡Yo me quiero salir fuera...!

 -¡Mi niño, si ardes en fiebre 
y la noche es traicionera...! 
no te asomes, calla, duerme, 
¡te quiere llevar con ella...! 

 -Oigo pisadas de un ángel
 que a la ventana se acercan... 
¡abre los cristales, madre, 
la luz de su amor me llega...! 
También viene un unicornio 
blanco como una centella, 
su cuerpo refulge en plata,
 con su galopar...¡se acerca...! 
Quiere que monte en su grupa, 
que paz me trae madre...llega...! 
sus crines de luz al viento, 
hechizan, brillan, destellan... 

-¡Calla, cállate hijo mío, 
mi niño, que no te vean...! 
 -Madre si quiero ir con ellos, 
son luz y amor...¡si les vieras...! 
Me acuna en su pecho el ángel, 
sus alas de oro me llevan... 
y me aúpa en el unicornio... 
¡Madre, todo son estrellas...!

 **********************

 ...Y aferrada a la ventana, 
la madre ve que se aleja 
una estela de luz viva, 
¡su hijo se va con ella...!
 ¡Y la madre, llora y calla, 
y la madre, calla y reza...! 
¡el cielo se llena en luz,
 la madre, queda sin ella...!
( 1º premio de poesía del XXV concurso de cuento y poesía de Vicálvaro)

42 comentarios:

  1. Querida amiga, un poema precioso para las madres que han perdido un hijo quedando desmembradas de una parte de sí mismas. Dicen que se aprende a vivir con el dolor aunque el dolor nunca abandona.
    No me extraña que haya obtenido un premio de poesía.
    Un fuerte abrazo y que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que Poesía tan entrañable, triste y, a la vez, llena de ternura! Me ha emocionado de veras. He de admitir que me ha arrebatado el corazón la abnegación de la madre y la visión del niño. Es una hermosura. Ángeles, me ha impresionado.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cielo, es un poema que emociona muchísimo. Tiene que ser durísimo perder a ese ser que tanto amas, y aunque ellos se vayan hacia ese otro mundo lleno de luz y amor, el corazón de una madre queda destrozado para siempre.
    Un fortísimo abrazo de todo corazón Ángeles

    ResponderEliminar
  4. Ángeles, es un poema maravilloso y la vez muy triste,no podría imaginar el dolor que tiene que suponer para una madre el perder a un hijo en esas circunstancias, pero así es la vida, cuando Dios se los lleva será porque tengan otra misión que realizar.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Querida Loli, es el dolor más grande que ninguna madre debiera vivir... esa herida no se cierra nunca, te acompaña supurando mientras vives... y los días son oscuras noches de soledad y llanto.

    Gracias por tu presencia en mi blog, y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Pedro Luis, sé que el tema es doloroso y no hay palabras que puedan paliar la ausencia de un hijo... El alma llorará por siempre, y nunca la vida vuelve a ser igual.
    Como muchos de mis poemas es un poema real, y ni las más bellas palabras, merman un ápice este dolor, aunque el hijo se haya convertido en un ángel de luz.

    Un abrazo con cariño

    ResponderEliminar
  7. Así es Mari Carmen, no creo que haya otro dolor más hiriente, la muerte de un hijo rompe el alma de la madre en esquirlas de acero que se clavan por siempre en el su corazón... y sólo el dolor habita.

    Gracias, por pasar por mi espacio y dejarme la huellas de tus lalabras.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. Palabras al viento, creo que aunque mi poema esté escrito con todo el inmenso amor, hacia esa madre y el hijo que se fue, nada cambia el dolor que por siempre habitará en el alma de la madre, y los días serán noches, y las noches sólo dolor al desnudo.

    Gracias, por estar en mi espacio y comentar mi poema.

    Un abrazo con cariño

    ResponderEliminar
  9. Angeles esta vez tu poema esta lleno de una belleza infinitamente triste.
    Mira que has logrado que broten mis lagrimas, es que es inevitable ante tanto dolor, no quiero ni imaginar el dolor de una madre ante esta situacion.
    Tus letras tienen la virtud de llegarme hasta el fondo, escribes precioso.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. El niño que se fue, guio tu mano para escribir
    esta poesía tan sublime.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ES MUY BUENO,PERO DURO,LO VEO COMO PADRE
    UN BESO

    ResponderEliminar
  12. Hola Betty, a pesar de las palabras llenas de ternura y luz, hay un dolor en el poema que nada puede aliviar, la muerte de un hijo te llaga el alma y te desangra pata siempre. Quizá sólo la fe, pueda hacer que veas una pequeña chispa de luz si eres creyente. si no, todo es dolor al desnudo.

    Mi abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Jorge por tus palabras en mi espacio, el poema es real, ha ocurrrido y sólo puedo decirte que es un dolor por el que ninguna madre debiera pasar... sé que los niños y muchas personas cuando nos marchamos, vemos cosas, experimentamos visiones de otros planos... y ahí entra la fe que se tenga.
    ¡ Algún día puede que me atreva a narrar una vivencia que me llenó el alma de la más hermosa luz, cuando la tristeza y el dolor, eran mis compañeras de la vida!

    Un abrazo prendido en un verso.

    ResponderEliminar
  14. Gracias CARNA por detenerte en mi espacio. No existen paliativos al dolor que se percibe en cada verso del poema... La poesía son sentimientos escritos desde el alma, aunque nos estemos ahogando en él. Ni como padre, ni como madre, nadie debería vivir la muerte de un hijo.

    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  15. Hola Ángeles...deseo agradecerte la hermosa visita que has hecho a mi espacio. He leído varios de tus poemas, hoy, y realmente me ha fascinado tu blog. El poema "El hijo", es muy hermoso, quizás como a seres humanos nos cause pena, pero más allá de la presencia física de un hijo, es maravilloso saber que ese ser amado ha partido para estar en un lugar mejor, al lado del Creador.
    Me quedo a seguirte, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Felicidades Angeles por tu premio de Poesía.
    Realmente es muy dura y arranca una parte del corazón que me dan ganas de correr para comprobar que "todo" está bien.

    Llega muy dentro, Angeles, como todo lo tuyo.
    BESOS

    ResponderEliminar
  17. Gracias Cinarizina por las palabras que dedicas a mi espacio. Mi poema El hijo, es real, pero está lleno de fe en un más allá de la vida, donde seamos luz, unida a la LUZ...

    Un abrazo con mi cariño.

    ResponderEliminar
  18. Hola Laura, gracias por llegar hasta mi espacio y dejarme tus palabras en él. A veces el corazón se desangra de dolor... y sólo la fe en un lugar de luz, puede ayudar a cortar la hemorragia. ¡Quiero, necesito saber que ese lugar existe...!Y es lo que expreso en mi poema!

    Un abrazo desde las alas de la esperanza.

    ResponderEliminar
  19. Cómo no premiar este poema! es un verdadero lujo. Deja temblorosa mi alma!

    Cariños Angeles!

    ResponderEliminar
  20. Romance de un triste adiós podría titularse tu hermoso poema, con justa razón ganaste el premio, felicitaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. ¡Ay, pena grande mis penas
    las que un hijo me las lleva
    ¡Ay, que así no quiero penas!
    Pero es tan hermoso tu poemario, Mª Ángeles, que necesariamente las trocaré, si penas penitas hubo, en deliciosa estancia por las letras.
    Un fuerte abrazo, colega (Yo, ya emérita y al borde de la felicidad...!)

    ResponderEliminar
  22. TE FELICITO AMIGA MIA POR ESE PREMIO BIEN MERECIDO PUES EL POEMA ES PURA DULZURA.

    TE DEJO UN ABRAZO BIEN FUERTE.
    FELIZ DIA DE LA MUJER!!!

    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  23. Precioso poema Ángeles, me ha encantado, y te felicito con todo mi corazón por ese merecido premio. Enhorabuena amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  24. jooooooooooooo he llorado y todo es bella que escrito mas precioso y no me extraña que ganara un premio mi beso niña
    ya as solucionado lo de la musica por eso no te comente nada mas

    ResponderEliminar
  25. Una joya de poema que deslumbra con su diálogo de amor, acercando con su dimensión el abismo que separa lo místico y lo humano.
    Desde el sentimiento y en toda su expresión, es un reclamo profundo a la sensibilidad, porque además de acariciar el alma con dulzura, es capaz de extremecer y de conmover la fibra más dura del ser humano.
    Un poema enternecedor, donde el lenguaje de la muerte, se transforma en un placentero abismo de gloria y de paz divina.

    ¡No tengo palabras para definir tanta belleza!

    ¡Te felicito Ángeles, gracias por compartirlo!

    Un fuerte abrazo poeta. Juan.

    ResponderEliminar
  26. Querida Angeles, Que me ha llegado al corazón y me lo ha hecho vibrar, esos versos lindos y tristes cargados de sentimiento y dolor. Belleza de poema. Conmovedor.
    Grato visitarte y deleitarme con tan delicados versos de amor y dolor.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  27. Gracias Mercedes por tu comentario, es cierto lo que dices, es un poema que conmueve, sobre todo porque hay un amor inmenso entre una madre y un hijo y siempre nos aferramos a lo que temos y no queremos perder, porque es el más grande dolor... Pero quizá el hijo viera con su inocencia y pureza lo que los adultos no podemos ver, ese cielo buscado y presentido.

    Mi abrazo prendido en un verso.

    ResponderEliminar
  28. Hola Rafael, gracias por llegar a mi blog. Yo creo que nos falta fe para creer con certeza en otra vida de luz... y tan sólo los niños con su blanca inocencia son capaces de ver... ese lugar.

    Un abrazo desde un destello de fe.

    ResponderEliminar
  29. Pili, yo creo que el dolor por la muerte de un hijo, es compo tú dices, la más grande de las penas, el más grande dolor que se puede sentir con su marcha, te deja las manos vacías y roto el corazón. Pero tambien creo que es porque nos falta la fe suficiente para creer, que despues de esta vida... hay otra de luz, que es la que está viendo el hijo...

    Cariños con un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Gracias Luján por dejarme la huella de tus palabras. Sé que es un poema de dolor y luz al mismo tiempo... Sí de veras existe otra vida, sólo la blanca pureza del hijo puede verla. Ya lo dijo Jesús:" Dejad que los niños se acerquen a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos."

    Un abrazo desde esa esperanza.

    ResponderEliminar
  31. Gracias Pepe por llegar a mi blog. El poema está escrito desde mi fe, aunque sé que el dolor por la muerte de un hijo, no se cura jamás, mientras habite un soplo de vida en la madre...

    Mi cariño y feliz fin de semana para todos los de la Cofradía.

    ResponderEliminar
  32. Hola hadama cariño, me parece percibir que ya te encuentras mejor por la pérdida de tu cuñado, y me alegro infinito. Y es que nos falta fé, para saber que detrás de la muerte física, nos espera una vida de luz y amor.

    Sí, lo de la música lo he podido solucionar porque la que me hiciste, la tenía guardada y tan sólo tuve que volver a ponerla.

    Un abrazo grande desde un rayo de sol.

    ResponderEliminar
  33. Gracias Juan, por esas lindas palabras que me dejas como la huella de tus paso por mi blog. El poema está escrito desde la fe que tengo, creo que si es cierto que hay otra vida después de esta, los niños la deben ver cuando e van a marchar... el mismo Jesús de Nazaret, dijo : "Sí no os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos..."

    Entre el mundo espiritual y este nuestro hay sólo un etéreo velo de luz... pero para los adultos nos es más dificil poder verlo... sí esa fe nos habitase... el dolor por la ausencia de los que se van, se transformaría en gozo, y nunca es así, no tenemos la suficiente fe para saber que ese mundo existe y es más real, que en el que vivimos.

    Un abrazo en un destello de esperanzas.

    ResponderEliminar
  34. Hola Chogüi, gracias por acercarte a mi blog y comentar mi poema. Es un grito de dolor de la madre, y un éxtasis de luz del hijo... ¡ójala, todos pudiésemos tener la suficiente fe, para creer sin ninguna duda, que ese mundo de luz existe...! El dolor por la perdida de los que se van, sería de alegría para los que nos quedamos en este otro mundo terrenal.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  35. ¡¡¡PRECIOSO!!!......Me ha emocionado al leerlo.Saludos

    ResponderEliminar
  36. ¡Hola Charo, mil gracias por dejarme la huella de tus palabras...! El poema está hecho para una persona real, que marchó a vivir en la luz del cielo... mientras su madre, sólo por la inmensa fe que tiene, ha podido tener unos destellos de esperanza.

    Un abrazo desde el alma.

    ResponderEliminar
  37. Precioso poema Ángeles... dulce.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Gracias Ernesto, por tus palabras en mi cumple-blog. No puedo hacer lo que me has dicho para quitar las letras antirrobot, ya te lo he dejado escrito por otra parte, no me sale ni la ruedecita dentada, ni la palabra español. No sé que hacer con ellas, ¡son odiosas!

    Un abrazo en alas de la felicidad.

    ResponderEliminar
  39. Hola Angeles o Nines, que me es familiar pues así llamamos a mi hermana; tampoco me es extraño tu apellido, Marcos, porque es también el de mi esposa.
    Que conste que no te comento esta poesía por mera correspondencia ni pretendo con ello pagar ningún peaje y mucho menos con pretensión de cobralo, sino porque la poesía lo merece, por su rima y cadencia y el sensibilidad con que está desarrollada.
    Felicitaciones y un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Hola José María, gracias por dejarme tus palabras en mi blog, no sabes la alegría que me has dado, creía que estabas molesto por el equívoco de nuestros comentarios, y eso me hacía sentir mal, porque siempre intento que haya armonía entre las personas, es algo por lo que siempre lucho, para mí esto es muy importante, por eso nunca pretendí molestarte con mi comentario.

    Tienes razón, para mi familia, amigos, y alunmos he sido y soy siempre Nines, incluso para estos últimos, soy Neti, desde un glorioso día, que a un chaval se le ocurrió conjugar mi nombre en la segunda declinación de latín Nines/Nineti, y de ahí el Neti que suelen utilizar algunas veces.
    Y el Marcos, es un apellido que me encanta, porque su origen es de los más antiguos de España. Aparece en los comienzos de la Reconquista (siglo VIII) en las primeras etapas del nacimiento del castellano, incluso está escrito en alguna de las primeras glosas. Dile a tu esposa que con toda seguridad, tenemos en común algúno de nuestros antepasados... que lucharon en la Reconquista por la libertad, y esta es para mi también otra de mis prioridades.

    Y de nuevo Gracias José María, por las palabras que dedicas a mi poema, está basado en un hecho real que ninguna madre debería vivir, y he querido suavizar la pèrdida de un hijo... con lo que ellos quizá vean desde su mundo de pureza y luz.

    Un abrazo en las alas de la esperanza.

    ResponderEliminar
  41. Mi sincera enhorabuena, Ángeles.
    Es un poema tan excelente como triste.

    Un abrazo, Ángeles.

    ResponderEliminar
  42. Gracias Antonio por dejarme la huella de tus palabras en mi espacio. Es cierto que el poema es triste, porque la pérdida de un hijo nos sume en el más negro de los abismos, pero al mismo tiempo está llena de esperanzas, por lo que dice el niño que ve... y su anhelo de marcharse con el ángel y el unicornio.

    Un abrazo en las alas de un verso

    ResponderEliminar