lunes, 4 de junio de 2012

¡ VIOLINISTA DEL ALBA !

¡Los arpegios fluían en cascadas de estrellas
como un dulce maná de miel y oro,
embriagando la tarde con sus ecos bruñidos...!
 El silencio emanaba preñado de armonías,
hechizado en un adagio de espuma y brisa
que embrujaba con la pureza de sus acordes,
¡cómo luz excarcelada de un naufragio,
 centelleante, en arreboles de seducción…!

Exiliado del presente, en éxtasis de delirios,
engarzabas cadencias de bemoles y sueños
abrazado a tu violín… tus manos aladas,
elevaban el arco a un cielo místico, de luz,
y acariciaban el pentagrama de sus cuerdas
dejando en libertad la música silenciada
que habitaba en tu alma, y se acrisolaba
con la de arce que despertaba de su crisálida.

¡Anónimo trovador de las tierras del este
donde dejaste tus sueños al relente de escarchas,
encadenados a un futuro de elegías y cenizas
 porque la libertad se marchita en prisiones…!
Hoy, sobreviviente de oxidadas cadenas,
ólo tienes tu viejo violín al alba de tus días,
y cincelas tus sueños, incubando futuros,
vuelas... y tu libertad la escribes en clave de sol!

56 comentarios:

  1. Hola Ángeles, creo tener la dicha de ser el primero en volver a felicitarte por tu trabajo, es magistral y maravilloso, enhorabuena. Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  2. Ángeles, al ver y leer tu poesía, me ha hecho sentir su música de violín, la que me encanta.
    Da gusto pasar por tus blog, es un regalo para la mente y los corazones. Dan alegria y sentimientos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Amiga Angeles: bonitas imágenes en tu poesía que se elevan al cielo como notas de sentimientos en comunión con las del violín.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un poema precioso dedicado a esos poetas de la música que dejaron su país y ahora arrastran su soledad en esquinas olvidadas. "porque la libertad se marchita en prisiones"... genial.

    Un placer siempre.
    Besos y buena noche.

    ResponderEliminar
  5. Siempre volará y tendrá libertad, abrazado a las cuerdas de su violín.
    Grandes versos dedicados a quienes endulzan nuestros oidos.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  6. Precioso Poema, lleno de armonía y ternura. La Música y las Letras que gran mezcla y disposición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Creas el poema sobre la suave música de ese violín que sabe, huele y canta libertad.
    Precioso, Nines...
    Es un placer, regresar y seguir recogiendo la belleza de tus letras.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que preciosidad de poema...tú también dejas en libertad esos versos para unirse a esas notas musicales del violín y así formar una relajante melodía que puede ser recitada.Besotes

    ResponderEliminar
  9. Hola palabras al viento, gracias una vez más, porque casi siempre te encuentro en mis blogs con tus comentarios de acogida.

    Un abrazo para ti, con un caudal de estrellas de felicidad.

    ResponderEliminar
  10. Es cierto halcóncien, a mí personalmente me ocurre lo mismo con la música del violín... cuando la escucho, es como el dulce maná que envuelve mi alma en acordes de luz.

    Gracias por las palabras que dedicas a mi poema, son como chispitas que acarician.

    Un abrazo desde mi alma libre de golondrina.

    ResponderEliminar
  11. Gracias José María por acercarte a mi espacio, valoro mucho tus comentarios, porque eres un poeta genial, te lo he dejado puesto en tu blog, tienes un don especial para la poesía, que recuerda a los autores clásicos.

    Un abrazo entre brisas de felicidad.

    ResponderEliminar
  12. Hola Teresa, gracias por tu cercanía a mi blog. A este violinista que dedico mis versos, le he encontrado varias veces en la misma calle... y parece vivir en un éxtasis de creatividad cuando toca su violín. Su música te eleva, te acaricia, y es como un caudal de sentimientos y luz.

    Hoy recorre en libertad los cielos del mundo, sin más equipaje que su violín... pero puede volar y acariciar el brillo de su música.

    Un abrazo desde un lugar del corazón.

    ResponderEliminar
  13. Osvaldo, gracias por pasar por mi espacio y dejarme tu huella con tan lindas palabras...
    El violinista de mi poema existe, es real, y su música es una cascada de arpegios, que acarician el alma.

    Un abrazo engarzado con los acordes de un violín.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pedro Luis, mil gracias por acercarte a mi espacio con palabras tan lindas hacia mi poema.

    Me hechiza la música del violín, es como sentir estrellas en el alma, que te acarician con su calidez y luz. Este poema, se le debía a un violinista anónimo que encuentro algunas veces en la misma calle... y su música me seduce con su belleza.

    Con un arpegio de violín, te envio un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Ay María, eres un sol, ¡qué maravilla el que hayas vuelto ! Gracias por tus palabras, porque son lo que tú me dices... ¡un canto a la música y a la libertad!
    Donde existen cadenas, la música está silenciada, en una espera de humo... y cenizas.

    Un abrazo desde un lugar del corazón.

    ResponderEliminar
  16. Charo, son super-lindas las palabras que dedicas a mi poema... gracias por ellas y por tu cercanía a mi espacio.

    La música del violín me acuna el alma, este poema, se le debía a un anónimo violinista que me hace acariciar el brillo de las estrellas con su música.

    Cariños, con una lluvia de felicidad.

    ResponderEliminar
  17. Maravilloso poema, haciendo honor a la bellísima música, Ángeles. Es un gozo auténtico visitarte y leerte, amiga.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  18. la música que se interpreta con el alma nos pone alas y nos lleva a lugares insospechados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Siempre me paro en la calle ante un músico callejero.Merecen todo mi respeto.
    Nos has dejado una bella melodía de violín en estos inspirados versos,Angeles.Tienen el sabor a bohemia de esos músicos que logran sorprendernos con su virtuosismo.

    Un placer pasar por tu blog.

    ResponderEliminar
  20. Angeles..." Violinista del alba "

    Que hermoso lo que le has dedicado a este violinista.... ha leìdo tu poema ???
    Le he dedicado meses atràs un poema a un vagabundo... que se encontraba siempre en un lugar del centro de la ciudad, no pedìa..con la mirada lo comprendìas.
    No lo he visto màs, no le puede hacer el regalito de mi poema.

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué maravilla!.....tu blog y tu poesía parece de las mil y una noches...algo mágico. Un beso

    ResponderEliminar
  22. Hace mucho que no entraba a leerte, amiga. Discúlpame. Me encanta volver a tus versos, llenos paz, amor, arte poético. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  23. ...Su violín, su música y el placer de la gente que se para a escucharlo y le corresponde con sonrisas y gratitud.

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Leía tus versos y veía al violinista, así como también lo escuchaba en un solo de violín.
    Muy bonito el poema, Ángeles, lleno de sensibilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Gracias María por tu cercanía a mi blog, y las palabras que me dejas en él, son muy lindas, como gotitas de luz que acarician el alma.

    Un abrazo desde un lugar del corazón.

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué bien lo has expresado Rafael! es cierto que todo aquello que se hace desde el alma, es como si tuviese alas y se expandiera por todas partes, y muho más cuando es música la que brota, los arpegios se convierten en algo mágico que nos hechiza por su belleza.

    Un abrazo con los acordes que emanan de un violín.

    ResponderEliminar
  27. Es cierto Jerónimo, esos musicos que vemos y escuchamos componiendo acordes que vuelan en libertad... son como aves emigrantes que no pueden dejar de componer su música, porque ella es su vida.

    Este poema, está dedicado a un violinista real, no hablamos el mismo idioma, pero el idioma de la música sí, porque es universal y acaricia el alma con la belleza de sus notas.

    Un abrazo con una lluvia de felicidad.

    ResponderEliminar
  28. Doris, gracias por acercarte a mi espacio y por dejarme tus palabras en él. Me parece genial lo que cuentas sobre tu poema a ese vagabundo... creo que si te vio, ya sabía en su alma los sentimientos de la tuya.

    Este violinista de mi poema es muy mayor, no habla nada el español, pero cuándo me detengo a oir su música... en algún momento me sonrie inclinando la cabeza y yo le correspondo de la misma forma, o juntando mis manos como cuando orábamos de pequeñas... entonces el momento se hace mágico, él vuelve a cerrar los ojos y una nueva música brota de su violín, y sé que me la dedica a mí.

    Cariños y un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hola Francisca, paisana de nuestra Extremadura, es precioso lo que me dejas en mi blog como la huella de tu paso por él.

    Gracias por ello... Escribir es una necesidad de mi alma, y tengo que dejar que vuelen en libertad los sentimientos que en ese momento me habitan, es como cuando se tiene sed o hambre y todo nos lleva al agua o al alimento.

    Un abrazo desde una estela de luz y armonías.

    ResponderEliminar
  30. Julie, cariño, es cierto lo que dices, hacía tiempo que no sabía de ti, pero es que yo también ahora con el final de curso de los chavales, casi no tengo tiempo de coger el ordenador, entre preparar y corregir exámenes, y los viajes de fin de curso...¡ quiero ya que lleguen las vacaciones!

    Un abrazo desde un lugar del corazón.

    ResponderEliminar
  31. Hola Trini, es cierto que estas personas ponen estrellas de luz, cuándo se ponen a tocar en la calle, son como alondras emigrantes que van de un lugar a otro, pero con su música siempre en su alma.

    Gracias por acercarte a mi blog, y por tus palabras.

    Desde una brisa de armonías te envio un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Querida Isabel, es muy lindo lo que dices, porque entonces es que he logrado hacerte cómplice del mismo sentimiento que yo vivía al escribir mi poema. Gracias por tus palabras.

    Un abrazo con mi cariño.

    ResponderEliminar
  33. Gracias porque tu visita me permitió conocer tu hermoso blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. HOLA ÁNGELES "tu libertad la escribes en clave de sol"...YA NO COMENTO MAS...ESTÁ TODO DICHO...EXCELENTE.-
    GRACIAS POR TU VISITA Y TAMBIÉN ME HA PASADO IGUAL QUE A TI...SE ME NUBLARON LOS OJOS CUANDO LEÍ LA ENTRADA DE SOR CECILIA, ES UN SOL.-
    ENORMES BESOS PARA TI Y SIGUE ESCRIBIENDO DE ESTA FORMA.-

    ResponderEliminar
  35. Poética, lirismo, sentimientos, corazones al viento, eso eres TU en tus letras Angeles.

    Gracias amiga por tanta belleza y por tus palabras.

    Lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  36. Mientras leía tu poesía parecía que veía al violinista tocando el violín, suavemente como si estuviese acariciándolo, con mucho mimo, como si le diera miedo hacerle daño, así es como suenan los violines cuando lo toca un buen violinista, cuando lo toca suavemente y lo acaricia con cariño, como dices en tu poesía, que me ha encantado, felicidades por tan estupenda entrada y gracías por compartirla.
    Hola, me presento, soy Demófila, gracías por visitarme, con ello me has dado la oportunidad de conocer tu blog,al corresponder a tu visita, me ha encantado, volveré a visitarte, si no tienes inconveniente.
    Me dices en tu comentario a mi entrada que el amor es un sentimiento muy hermoso y que lo expreso con lirismo en mi poesía, gracías por tan bonitas palabras.
    Llevas toda la razón, los versos más grandes que se han escrito de amor los escribió Teresa de Jesús.
    Besos de esta nueva amiga bloguera

    ResponderEliminar
  37. COMO ME GUSTA EL VIOLÍN, YO TENÍA UNA AMIGA QUE ESTUDIABA Y SIEMPRE LA MIRABA MUCHO PORQUE TENÍA AIRES DE BOHEMIA, LLEVABA EL ARTISTA DENTRO; PARECÍA UN SER DIFERENTE Y MÁGICO.

    PRECIOSO POEMA COMO SIEMPRE NOS REGALAS.

    UN BESO GRANDE.

    ResponderEliminar
  38. Nada como el violín para trasladar los sentimientos del alma y el corazón.
    Hermosos versos querida Ángeles. Tiernos y melancólicos, pero bellos.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Gracias a ti Gloria, por haber llegado hasta mi espacio y dejarme tus palabras en él, eres muy amable.

    Un abrazo con cispitas de luz.

    ResponderEliminar
  40. Hola Thony, mil gracias por llegar hasta mi blog y el comentario que me dejas en él, son como chispitas de luz que acarician el alma cuándo se lee.

    ¿Sabes qué me emocionó mucho? que regalases a Sor Cecilia el libro de tu Primera Comunión, con este gesto, has puesto en un lugar de estrellas lo que es la verdadera amistad.

    Un abrazo hasta tu país, en las alas de una blanca gaviota.

    ResponderEliminar
  41. Alborada, son muy lindas las palabras que me dejas en mi blog, gracias por ellas y por llegar hasta mi espacio.

    ¡Con un abrazo, te deseo qué toda la semana, esté llena de felicidad y alegrías para ti.!

    ResponderEliminar
  42. Demófila, eres un sol...siempre tendrás un lugar en mi pequeño espacio, con mi bienvenida más sincera. Gracias por tus palabras hacia mi poema...
    Este anónimo violinista, me ha acariciado muchas veces el alma con su música, no habla español, pero con las miradas, una sonrisa, una inclinación de cabeza, o cuándo llevamos la mano al corazón... nos comunicamos y nos entendemos. ¡Su música es mágica!

    Un abrazo para ti, en las alas libres de mi alma golondrina.

    ResponderEliminar
  43. Gracias Luján por tu visita a mi blog, y por tus palabras, es cierto que la música de violín acaricia el alma y tiene mucho de magia.

    Mi pequeña Sigrid, termina ahora tercero de violín, y escucharla es un gozo que te eleva a las estrellas, sobre todo porque ella toca con los ojos cerrados, y parece imposible que una niña tan pequeña, se sepa de memoria las partituras. Y si improvisa acordes, parece un ángel que te susurra con música toda la belleza de la Creación.

    Una lluvia de felicidad te empape el alma.

    ResponderEliminar
  44. Gracias Chogüi por tu cercanía a mi espacio, y tus palabras que son muy lindas... Para mí la musica que sale desde el alma del violín y la del violinista, tienen el hechizo de elevarme hasta acariciar las estrellas.

    Un abrazo, con los arpegios de un violín.

    ResponderEliminar
  45. Hola Ángeles, el violín vibra en armonía con los sentimientos del amor, puede ser triste o alegre, pero siempre es un placer escucharlo, y leerte. Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  46. Angeles precioso poema llenos de música.
    El violin junto con el piano son los instrumentos que mas me gustan.
    Me ha encantado venir a verte despues de tanto tiempo.
    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  47. Un melódico y musical poema que llega al alma como las más bellas notas emitidas por un mágico violín.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Hola Ángeles, de nuevo he pasado por tu blogs para volver a felicitarte y desearte un buen fin de semana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  49. Gracias Lola por tus palabras hacia mi blog, es cierto lo que dices, la música del violín, tiene una magia especial, que acaricia el alma en algaradas de sentimientos.

    Te deseo un fin de semana maravilloso, y te envio un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. ¡Es cierto Teresa, cuánto tiempo sin saber nada de ti, clico tu avatar, y no me sale que tengs un blog, sólo en los lugares en los que participas, por eso yo no puedo ponerme en contacto contigo.

    Gracias por tus bellas palabras que acarician el alma.

    Un abrazo, desde las alas libres de mi alma golondrina.

    ResponderEliminar
  51. Gracias Juan, por acercarte a mi blog y dejarme en él la huella de tus palabras...¡ el violín vibra en arpegios de oro, cuando dedos de ángeles, hacen música con él!

    Y algunas veces pienso, si este violinista al que dedico mi poema, no será un ángel de incógnito, que durante unos minutos nos eleva hasta el cielo.

    Un abrazo con los arpegios de un violín.

    ResponderEliminar
  52. Hola palabras al viento, siempre mi gratitud por tu cercanía a mi espacio.
    Te deseo que la luz y la felicidad estén siempre en los senderos de la vida por donde camines, y te acaricien el alma.

    ¡Un abrazo en clave de sol!

    ResponderEliminar
  53. Muy bonito y dulce el poema. Te felicito.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  54. Hola Ángeles, vengo a visitarte en este blogs, y veo que tampoco has publicado nada en unos dias, deseo que sea porque estés de vacaciones disfrutando de ese bello sol que tenéis en España, ya sabes que siempre te deseo lo mejor.
    Un abrazo desde este invierno del Sur.

    ResponderEliminar
  55. Gracias Salvador por las palabras que me dejas en mi blog, como huellas de tu paso por él, son muy lindas.

    Un abrazo, con estrellas de felicidad.

    ResponderEliminar
  56. Hola palabras al viento, es cierto que hace unos días que no he tenido tiempo de entrar a mis blogs, pero no es porque me ocurriese nada malo. He estado a tope de trabajo, con todos los exámenes de fin de curso, las fiestas que cada curso ha realizado, y un lindo viaje de final de curso que han hecho los chavales que se van a la Universidad... les he acompañado en su viaje por Roma, y aunque la conozco bien, siempre es un gozo volver a ella, y descubrir siempre nuevos y hechizantes lugares.

    Gracias mi amigo por tu interés y cercanía.

    Y eso sí... ¡Hoy en Madrid, el sol derrite todo lo que sus rayos tocan, hace un calor inmenso!

    Un abrazo, con rayos de sol, que den calidez a tu frío invierno chileno.

    ResponderEliminar