lunes, 29 de abril de 2013

LILAS FLORECIDAS

Las lilas ya han florecido descolgando 
racimos de amatistas en la mañana de oro y luz,
se aroma el aire con cascadas violetas 
llenas de caracolas de ternura, que despiertan 
del letargo enmohecido del frío invierno. 

Está mi vida cobijada en la memoria del alma 
entre días de sol, y brumas de tinieblas 
escarchada, pero es abril, brota la vida desnuda, 
a corazón abierto.¡ y de mis manos, también 
nacen aladas mariposas de alba libertad...! 

Mis alas de golondrina se despliegan al añil 
en sortilegios florecidos desde mi infancia
 tejiendo sueños. Como las lilas renazco desnudándome 
del yermo frío, ¡desgranando maná por 
días de esperanzas, desbrozando las tinieblas. 

 ¡...Y florecen las lilas, entre aguaceros cristalinos 
de lluvia...y me nacen alas de libertad…! 
y con mi alma bañada en dorados destellos 
¡vivo la efímera belleza de las lilas, que me seducen 
y me envuelven en liras de recuerdos de luz...!

36 comentarios:

  1. Un poema precioso que refleja el sentimiento que inspiran esas bellas imágenes.Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Charo, si es que las lilas tienen una inigualable belleza que acaricia el alma, no sólo por su floración... su aroma sutil, te envuelve como una caricia angelical... y a mí, me hacen sentir niña, recordando los ramos que me cortaba mi padre, y en mis pequeños brazos, los llevaba a casa como el mejor de los tesoros.

      Un abrazo con un ramillete de lilas.

      Eliminar
  2. El Florecer de la Naturaleza con sus colores nos dan ese aire de Libertad como a las abejas que huelen ese fresco y aromatizado Polen.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Pedro Luis, porque la Naturaleza es muy sabia, y con sus policromados colores y aromas, cada ser viviente de nuestro planeta, es llamado a realizar su misión. Me apasionan las lilas, porque me envuelven en recuerdos muy lindos de mi infancia, que renacen cada año con las lilas.

      Un abrazo con cariño.

      Eliminar
  3. Angeles,esas lilas,que caen en racimos de amatista,con su aroma,su luz y su encanto...Nos invitan a disfrutar con intensidad de su vida efímera y caduca...Tú nos las dejas,despertando y desnudando el alma,que se siente ramo de lilas de nuevo abierta a la vida...Una gozada disfrutar de tus letras y sentir en ellas la intensidad de la naturaleza,que nos llama y nos ama siempre.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu maestría y tu sensibilidad,amiga...Hemos coincidido en esas lilas de luz y silencio.
    Feliz semana,Angeles.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Ay Mª Jesús, que no me puedo creer esta coincidencia en nuestros poemas a las lilas. Para mí, son mágicas, no sólo por la belleza de sus racimos de flores colgantes, o su aroma angelical... tienen el poder de evocarme un mundo casi místico, me agradan mucho, porque mi padre me cortaba del huerto racimos de ellas, para llevarlas a casa, y yo escondía mi cara en ese aroma de cielo que emanan, no es solo por esto, hay algo más, que no logro comprender, es como si me elevasen de la tierra que piso, en una mística comunión con la creación.

    Hoy ya no me atrevo a cortarlas, porque se marchitan enseguida, ayer estaban en plena floración... y me abracé a cada arbusto, aspirando su aroma... y aún continúan teniendo en mí, ese mágico poder con vocación de cielo y libertad.

    Un abrazo con mi cariño.

    ResponderEliminar
  5. Hola Angeles ! Qué lilas tan hermoss ! y qué sentimientos bellos nacen de tu alma. Me encanta leer a personas luminosas, me hace bien. Recargo mis baterías.
    Te dejo un puñado de lilas con besos enredados.
    ¡BUENA SEMANA !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª del Carmen... gracias por tus palabras, eres un sol de persona. Es cierto que las lilas son de una belleza total, y tienen un aroma que te acaricia el alma... y más si las ves al amanecer, cuándo aún el rocío de la noche ha bordado con diamantes de luz, su floración... es algo que te desborda con su belleza.

      Besos con aromas de lilas.

      Eliminar
  6. Hola Angeles que hermoso poema dedicado a las lilas bellas flores de primavera como bellas tus letras, es un agrado leerte.

    Un abrazo que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gladys, por esas palabras tan lindas que me dejas en mi blog. Me encantan las lilas, están llenas de algo que me llega hasta el alma, y tengo que tocarlas con mis manos, porque hoy, ya no las corto de sus arbustos... me abrazo a ellos, y me lleno de paz y serenidad, con la dulce caricia de su alma de lilas.

      Un abrazos con brisas de felicidad.

      Eliminar
  7. Preciosas letras amiga talentosa, se aspira el aroma de las lilas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Soledad... el aroma de las lilas, acaricia el alma, llenándola de paz y serenidades. Y ahora florecidas, son de una belleza de ensueño que te eleva a una experiencia casi mística.

      Cariños con un abrazo.

      Eliminar
  8. Ángeles tus poemas son un verdadero canto a la vida, como este que nos obsequias con aromas y colorido y que nos vas narrando con bellas palabras de luz.
    Preciosas lilas!
    Un gran abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Betty por dejarme unas palabras tan bellas en mi blogs. Me gusta muchísimo la Naturaleza en cualquier época del año, porque cada estación tiene su encanto especial... pero la primavera me sumerge en un mundo policromado, lleno de aromas y luz.

      Besos con aromas de lilas

      Eliminar
  9. Siempre devuelven infancia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco, creo que tienes razón... las lilas nos evocan un sentimiento de belleza, pureza, y sobre todo de días de felicidad y sol, y con su aroma nos acarician el alma.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. LINDO POEMA, ASÍ COMO EL COLOR DE LA VIDA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ReltiH, por tus palabras en mi espacio. Es cierto que las lilas es el color de la vida, porque es el color de la esperanza, y la esperanza es un don de la vida. Renacen cada año, desde sus desnudas ramas, y llena el alma de sentimientos de luz.

      Un abrazo con aromas de lilas.

      Eliminar
  11. La primavera es la estación del año que más me gusta y la que mejores coloridos y aromas nos ofrece. Tu poema es superior, las lilas con su belleza son preciosas.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Letras de papel, la primavera llena de colores el alma, que florece entre rayos de sol y despertares, porque fluir con la Naturaleza, sabia y amiga, nos lleva a vivir mejor.

      Gracias por tu visita a mi espacio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Querida Ángeles, tus lilas embellecen aún más tu poema, gracias una vez más por tu compañía y por darnos a conocer tus bellos conocimientos de poesía.
    Un saludo y que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola palabras al viento, las lilas tienen una vida muy efímera, su floración dura muy poco tiempo, pero es una maravilla, ver los arbustos florecidos, con cataratas de racimos en flor.

      Un abrazo, con aromas de primavera.

      Eliminar
  13. Me encantan las lilas, su aroma, su color, su flor diminuta... Hermosa tu entrada. Mi cariño y admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras, Julie, para mí las lilas también son maravillosas, y envuelven en un sutil aroma que acaricia el alma.

      Cariños, con un abrazo.

      Eliminar
  14. Tienes alma de primavera, amiga.Las violetas, las lilas y el agua cristalina embellecen al radiante día de sol.
    Me ha encantado leerte es como llenarse de ese perfume a flores que endulza la brisa.
    Un abrazo inmenso y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rayén, por tus palabras... Para mí, perderse por el campo, en esta época del año, es descubrir la luz, los colores, los aromas... y fundirte con ellos en la paz sincera de un entorno que te acoge, mientras la brisa juega con el ramaje de los árboles.

      Un abrazo, con un ramillete de lilas.

      Eliminar
  15. Hola, es un poema hermoso y a la vez muy perfumado. Las lilas es la flor que ilumina la primavera como tantas otras que embellecen nuestras almas y nuestro espíritu. Son muy bonitas tus palabras y tus letras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias halconcien por tu comentario, es cierto que en primavera florece muchas plantas y arbustos... pero las lilas, tienen el mágico hechizo que acaricia el alma, y junto a ellas se respira la paz y la armonía.

      Un abrazo engarzado en un verso.

      Eliminar
  16. Hermosas flores son las Lilas y, más aún, adornadas por tu bonita poesía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael, por acercarte a mi espacio. En España la floración de las lilas es muy efímera, pero son de una belleza que acaricia el alma, y su aroma te envuelve en ecos de paz y libertad.

      Un abrazo con brisas de primavera.

      Eliminar
  17. Por su forma, aroma y color, las lilas me encantan-
    Más tras leer este hermoso poema que las lilas te han inspirado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trini, es cierto que las lilas con su color, acarician el alma, y con su aroma, como cosquillas plumosas de ángeles, nos llenan de luz.

      Un abrazo con brisas de primavera.

      Eliminar
  18. Si las lilas ya de por si son bellas, con tu poema, han subido un escalón para convertirse en el símbolo de la belleza.
    No sabia que existiera la ermita del cristu bendito, ahora que lo se, todavía me gusta mas el poema de Gabriel y Galan. Gracias por la información.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge por tus palabras. La ermita del "Cristu bendito", es como un cálido nido, es muy pequeñita, pero te sientes acogida por ella... y algo especial se siente allí, porque el alma se llena de paz. Es un gozo el saber que ese Cristo, inspiró una de las más bellas poesías de Gabriel y Galán.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. La lila, un copito de luz caído del arcoíris.
    ..."en sortilegios florecidos desde mi infancia". El recuerdo de la infancia trasforma las cosas corrientes de la vida, dotándolas de un significado especial, alegre, cantarín. Un árbol, un coche, un objeto cualquiera se enriquece gracias a la vinculación con nuestra niñez. Es como una sombra, una tercera dimensión de felicidad. Por lo que el de la lila no es un mero color más, es nuestra infancia misma la que mana por entre esos "racimos de amatistas".

    ResponderEliminar
  20. Es cierto dafd, hay recuerdos de nuestra infancia que están tallados en luz en el nido del alma, y te parecen mágicos. Creo que es porque también nosotros, no nos había vapuleado la vida, y nuestra luz era mayor. Después los años traen un bagaje de tristezas, renuncias, sueños rotos... y miramos las cosas con otros ojos y otros sentimientos.

    Un abrazo con alas de luz.

    ResponderEliminar