jueves, 21 de abril de 2016

MI AMIGO OLIVO

Amigo olivo, plenilunio de luz y de latido,
 he vuelto desvestida de tiempo, 
seducida por las voces de ecos ancestrales… 

Tallean en mis manos aljibes de sueños 
¡y me sangran los recuerdos como cicatriz 
abierta en la piel, qué envuelve mi nostalgia 
hambreando recuerdos de primaveras idas, 
cobijada en tu tronco, al tornasol del aire! 

 Amigo olivo de tronco inhiesto y auroras albas, 
la huella de los años fugitivos, han tejido 
tu añosa piel, con cicatrices de ausencias, 
tus ramas preñadas con flores de promesas 
se abren al sol, la lluvia, al viento huracanado, 
acorazadas a las brasas ardientes del verano
o a las gélidas escarchas del invierno, 
como un dios eternamente vivo e inmutable. 

 ¡Amigo olivo, abrazada a tu tronco centenario, 
el péndulo del tiempo se ha cristalizado,
 y vuelvo a escuchar el susurro de tu alma, 
la cálida caricia del sol de mi infancia… 
cuándo en la criba de mis juegos azules 
el aroma de tu tronco, catedral de madera, 
se enredaba como mariposas en mis cabellos
 y a tu albero tejía sueños de aire entre amapolas…!

 Amigo olivo de hojas verdiazul, plateadas, 
templado por cien años, curtido por mil vientos, 
en tu alma de olivo se amalgaman otras almas… 
¡ Lluvia de vida recorriendo tus arterias,
en ti habita el trabajo de mi padre, y mis antepasados, 
ellos con sudores y el oro de sus trabajos te forjaron así…
 y creciste mamando de los pezones 
de los pechos de la tierra extremeña dónde habitas!

28 comentarios:

  1. Tanta sabiduría y belleza en los árboles...para aquel que sabe y quiere ver...

    Verdad y Flores

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Isaac, y nuestro mundo depende totalmente de ellos, como generadores del oxígeno que necesitamos los humanos.

      Paz y rayos de sol parqa ti.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Tanta sabiduría y belleza en los árboles...para aquel que sabe y quiere ver...

    Verdad y Flores

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loa árboles son una maravilla, conectan con el espíritu del hombre cuando nos abrazamos a ellos y se siente una paz infinita.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  3. PRECIOSO POEMA QUE HUELE A NATURALEZA, ÁNGELES, EL AROMA, PARA MÍ, MAS CAUTIVADOR.

    UN ABRAZO

    FINA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para mí Fina, la Naturaleza en general es el más maravilloso regalo que el hacedor de los Universos nos dió.

      Además el olivo desde tiempos remotos ha sido considerado como árbol sagrado por las diferentes culturas, a mí me encanta el olivo, mi olivo ya que este forma parte de un olivar de mi padre.

      Flores y besos para ti.
      Ángeles.

      Eliminar
  4. Los arboles son como nuestros amigos, nacen,crecen y se desarrollan, como todo lo que tiene vida.. Amar los arboles es amar la vida..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa tu frase llorenç...¡"amar los árboles es amar la vida"! y así es ellos son el soporte de la vida humana sobre la tierra, ya que purifican el aire que respiramos.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Un bello poema a ese olivo tan espectacular. Yo tengo dos olivos en tiestos en mi terraza y todos los años saco un puñado de olivas de cada uno.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es precioso lo que afirmas Charo, para mí el olivo tiene algo especial, con su tronco retorcido por sus muchos años, son como gigantes que desafían el sol, las heladas, el fuerte viento...

      Abrazos con un ramillete de flores para ti.
      Ángeles

      Eliminar
  6. Bellísimas letras las que le dedicas a “tu amigo” el Olivo, seguro que ambos estáis felices. Los arboles son preciosos y en esta primavera lluviosa más aun. Te mando mi cariño. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Bellísimas letras las que le dedicas a “tu amigo” el Olivo, seguro que ambos estáis felices. Los arboles son preciosos y en esta primavera lluviosa más aun. Te mando mi cariño. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ángeles un bello poema y más cuando va dedicado a la madre naturalez, el olivo, es uno de los árboles mas duros entre muchos otros, pasan heladas,calores y sequias y ahí los tienes dando sus frutos.
    Al ver tu olivo se ve la grandeza y belleza con la que tu lo engrandece.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento por tus palabras, es verdad que los olivos son árboles longevos y llenos de un especial energía, por eso han sido muchas las culturas que le han considerados como árboles sagrados.

      Mi olivo no sé cuantos años puede tener, pero puedo asegurarte que son muchos, ya mi abuelo, decía que su abuelo, ya tenía el olivar al que pertenece este olivo.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Te siento identificada con aquel olivo que describes. Y en cada palabra de añoranza, recuerdos y sentimientos, te vas uniendo cada vez más a él. Y puedo sentir como tú misma te transformas en mi pensamiento, en un buen árbol, nacida de buena semilla (tus padres), que con ejemplo sacrificio y constancia, creciste derecha, con la rectitud que dan los valores. Y con el tiempo diste buenos frutos (tus hijos) y brindas para todos (amigos y familia) buena sombra y cobijo. Incluso para el forastero que se junte a tu vera (tus amigos blogueros) eres como aquel árbol de tu relato y el aroma de tu amistad llega a los confines de la tierra, donde el viento (o el internet) esparcen el perfume de tu talento y tu cariño al momento de escribir.
    Me encantó leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos, no te conozco de nada ni tú a mí, pero puedo afirmarte que has hecho un retrato psicológico muy acertado de como soy, me has impactado con tu comentario, sobre todo por como por un poema puedes saber tanto acerca de la persona que lo escribe, no sé como puedes hacerlo.

      Así voy caminando por el sendero de mi vida, para mí la integridad, la honestidad y sobre todo tender mi mano a quienes puedo llegar son los valores que llevo en mi mochila de la vida, junto con el amor y el respeto hacia todos y todo, lo que no está en mi alma no me pertenece aunque exista. Y así con pequeños pasos voy caminando por los caminos de mi vida.

      Mil gracias por tu comentario, que me continúa impactando sin que me conozcas de nada y sea esta la primera vez que te acercas a mi blog.

      Te envio un saludo de amistad con rayos de sol
      Ángeles

      Eliminar
  10. Un poema precioso.

    Los árboles son algo muy hermoso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Amalia, los árboles son maravillosos, este del poema forma parte de un olivar de mi padre y no sé cuantos años puede tener, porque ya mi abuelo Ángel decía que su abuelo le llevaba al olivar cuando él era pequeño.
      ¿Sabías que en el monte de los olivos en Jerusalen, los olivos actuales son los nietos de aquellos que vieron llorar sangre a Jesús? son maravillosos.

      Cariños con rayos de sol.
      Ángeles

      Eliminar
  11. Querida amiga, de nuevo me vuelvo a impresionar con tus poemas, tus palabras y esa maravillosa forma de expresar tus sentimientos y el amor a tu tierra.
    Un saludo y un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias letras de papel por tus palabras, es muy cierto que el amor a mi tierra está muy presente en mi vida y a ella me escapo siempre que puedo porque me lleno de vitaminas para el alma ¡hay tanta belleza en toda ella...! que se satura el alma en pureza y energia de la buena.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Muy bueno, Ángeles de nuevo me das una prueba de tu gran inteligencia y buen ser. Tu poema es extraordinario y demuestras tu amor a tu campo y sobre todo al gran olivo que te cubre con sus brazos.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias halcón cien por las palabras que me dejas como huellas de tu presencia en mi blog.

      Este olivo de la imagen pertenece a un olivar de mi padre, y yo como es cierto que desde niña amo a toda la naturaleza, me gustaba jugar y esconderme en su recio tronco, soñando que él me respondía a lo que yo le decía... bueno puedo asegurarte que aún hoy me gusta abrazarme a los árboles y hablar con ellos, porque sé con certeza que todos estamos conectados en este nuestro Universo y me entienden y yo a ellos.

      Un abrazo con rayos de sol.
      Ángeles

      Eliminar
  13. Hola Nines, es una bellísima poesía dedicada al olivo, del cual se obtiene valioso néctar y es símbolo de paz.Nos has dejado unas letras con tal sentimiento que llega hondo, muy grato haber compartido tan bello sentir y bella inspiración.
    Un cariñoso abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, es un olivo del olivar de mi padre, al que desde niña he sentido como mi amigo, ya siendo una pequeñaja hablaba a los árboles, las flores o cualquier pequeño animalillo que encontraba, sobre todo las luciérnagas, las mariquitas y las mariposas.
      Me siento muy unida a la naturaleza y a todo lo que hay en ella, se que los árboles, el agua, el aire y cualquier animal, forman parte de este momento de mi vida y tu sabes que no estamos locas, pero me encanta hablar con los árboles o el agua que corre libre entre los cantos rodados... Ay Cristina, que cada vez siento que todo, todo lo que existe estamos interconectados de alguna forma.

      Un gran abrazo con rayos de sol.
      Nines

      Eliminar
  14. Bueno amiga, esta vez te has acercado con magistral delicadeza al legendario olivo tan legendario como antiguo. Venerado desde milenios, tú le has sabido dar esa semblanza y ese toque poético que se merece con esas magníficas metáforas de mitología ancestral.
    Amas la naturaleza y al olivo, que es un árbol sagrado de dioses, venerado por poetas y escritores ya desde civilizaciones remotas
    Profundo sentimiento y delicada veneración la que le dedicas poeta, como eso de... catedral de madera y también esa rica expresión de contenidos y de adjetivos todos de alabanzas.
    En fin, un poema bien trabajado y precioso Ángeles, en el que se aprecias de nuevo tu amor y tu entrega a la naturaleza y al campo.
    Ya sabrás, que por ahí tienen algunos la costumbre de arrancar de la tierra de donde nacen, los retoños de olivo y plantarlos en los jardines de sus chalets como adorno. Si al menos fuera en zonas de tierra donde llevan toda la vida pues ni tan mal, pero ¿que hace un olivo en el Norte o en zonas climatológicas adversas? En fin, de caprichos anda el mundo harto, cuando en verdad lo tenemos todo, nos lo da la naturaleza.
    De esto que te hablo, hice en su día un soneto cuya primera estrofa dice así:

    Olivo sediento, ¡qué triste tu suerte!
    tu raíz de origen de cuajo arrancaron,
    y aquí, en esta tierra, después te plantaron,
    quién sabe si un día, te encuentre la muerte.

    Bueno Ángeles, gracias por tu comentario al flamenco; la verdad es que sí, me gusta todo
    nuestro folclore y nosotros deberíamos defenderlo y fomentarlo un poco más sobre todo el flamenco que es único en el mundo.
    Otros países tienen hasta academias, aunque la gracia y el arte no está siempre donde se quiere, es algo que se concede y no se puede comprar como tantas cosas.
    Bueno no me extiendo amiga, te envío un abrazo fuerte. Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, amigo, me has emocionado mucho, es muy cierto que amo mucho a la naturaleza y me encanta descubrir rincones virgenes sin contaminar, a los árboles les abrazo y murmuro las palabras que en ese momento me salen del alma y sé que ellos me entienden.
      Creo como tú que el olivo es un árbol legendario y venerado por muchas culturas se lo decía a Amelia ¿Sabes que los olivos que hoy forman el huerto de los olivos en Jerusalen, son los nietos de aquellos que vieron llorar a Jesús la noche del jueves santo? es increible la longevidad de este árbol.

      Este árbol concretamente es de un olivar de mi padre, y yo desde niña fue mi favorito, por su añoso tronco y porque me subía a sus ramas y era muy facil coger las aceitunas.

      Hoy este olivar es mío por herencia, pero como vivo lejos de mi pueblo, aunque está cuidado por una persona, me han robado tres olivos centenarios con raices y todo y al verlo he llorado sobre los socavones que los ladrones han hecho para sacarlos, no me explico este expolio este hacer daño, esta ilegalidad de atreverse a robar tres olivos... hufff Juan, esto me hace sentir mal, y aunque en el olivar quedan muchos olivos, yo añoro a los que estaban en su lugar y les han desenraizado de él.

      Tus versos ultimamente me recuardan mucho a Lorca, por la temática y la forma de hacer las estrofas, es todo un lujo leerte, no dejes nunca de escribir, forma parte de tu alma y es una parte de ti.

      Un gran abrazo con cariño, poeta.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Bello y merecido homenaje al olivo, que también es el árbol de mi tierra.
    " Andaluces de Jaen, aceituneros altivos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo, cuanto tiempo sin saber de ti, te estás convirtiendo en toda una poeta y me alegro mucho por ti.

      Es cierto que los olivos también son de Jaen y de muchos otros lugares del Mediterráneo, porque es un árbol autoctono de esta zona, yo tengo 4 bonsais maravillosos hechos por mí con ramas de este olivo del poema, y aunque debo vivir fuera de mi tierra, si tengo muchos bonsais, hechos de los árboles autoctonos de Extremadura, que son como un trocito de mi tierra.

      Mi cariño con un gran abrazo.
      Ángeles

      Eliminar