domingo, 16 de octubre de 2016

¡REQUIEM POR UN CAMPESINO EXTREMEÑO!

He visto en tus ojos el invierno helado
 con su alma de puñales de escarchas, 
en un yermo abismo de oscura soledad, 
¡en los páramos desiertos de una vida 
dónde el luto de los días vencen la jornada! 

Siempre fuiste hijo del hambre y la pobreza
 viviendo al relente de cierzos y brasas, 
esperando la espiga, maná de pan, 
desde que abrías los surcos en el barbecho, 
hasta que la hoz las decapitaba huecas.

 Forjado a golpes de arados y de hoces
 arañabas la miseria de un jornal, 
en los secos terrones de la tierra 
qué parían desencantos, quemando sueños, 
y dónde el tiempo mutilaba la esperanza. 

Tu vida estuvo precintada con acero 
a la tierra y al poderoso amo oligarca… 
¡con la espalda y la cabeza dobladas 
desgarrabas tu alegato de pobreza, 
abrasado en sudor y lágrimas de salitre! 

Hoy se ha tensado la cuerda de tus días, 
¡hijo del hambre! solsticios y equinoccios 
consumieron el aljibe de tu vida, y llagado en la miseria, 
sólo esperas la muerte ¡para poder acariciar alguna estrella!

50 comentarios:

  1. A punto de las lágrimas al leer estos versos. Que hermoso homenaje a esas personas abnegadas, trabajadoras, de gran fortaleza, que pasaron una vida de sufrimiento y sacrificio. Recuerdo a mis abuelos, a las historias y calamidades, más que ellos, pasaron conocidos suyos. Me contaron historias de hambre y frío, de enfermedades soledad, temor injusticias, historias que no debemos olvidar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª Teresa por tus palabras, eso mismo me ocurre a mí cuando veo alguno de estos campesinos, que aún quedan, y en sus ojos se pueden ver la impotencia y la desesperanza.

      Cuando era niña conocí a muchos de ellos, siempre mirando al cielo, por el calor o las lluvias y con un trabajos muy duros en una tierra que ni era la suya.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Muy hermosas tus letras y un sentido homenaje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son reales Ilesín, y desvestida de toda esperanza. Mis versos no son capaces de expresar la dura realidad de muchos de estos hombres.

      Cariñoz
      Ángeles

      Eliminar
  3. !Uff! Impresionante, muy sentido, que bien expresado.. son los ojos, la mirada de la vida sin retorno, sin mas futuro..
    Un abrazo Ángeles..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si les vieses llorenç, aún queda en ellos la integridad como personas y un amor a esa tierra que cada vez se muestra menos receptiva y niega sus esfuerzos y trabajos.

      Esa mirada de un campesinos extremeño, aún se encuentra por muchos lugares.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  4. Un poema muy emotivo y lleno de sentimiento.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Charo, desde el alma he escrito aquello que he visto y viví siendo muy niña... ¡la vida de un campesino extremeño!

      Besos.
      Ángeles

      Eliminar
  5. Tu poema es real , ayer, hoy, siempre, puesto que nuestro labriego esta forjado como bien defines a golpes de arados y de hoces.

    Gran escrito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duele en el alma Ricardo, ver a estos hombres forjados a golpes de hoces y arados, siempre mirando al cielo, para averiguar el tiempo que necesitaban y ni eso les era favorable muchas veces.

      Un abrazo
      Ángeles

      Eliminar
  6. Hola Ángeles, un poema muy triste y real a la vez, muchos campesinos han vivido trabajando de sol a sol para igualmente vivir en la más absoluta de las miserias. Gracias por tu visita a mi blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ha sido Conchi y así continuará con los viejos campesinos que moriran con las abarcas puestas y bajo la dureza de un amo.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  7. Hola querida amiga Ángeles, he tenido unas vacaciones un poco larga pero de nuevo estoy aqui y al entrar en tu blog una vez mas me has impresionado como tantas veces.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he tenido vacaciones más largas de lo habitual, pero de nuevo volvemos al trabajo para reencontrarnos con nuestra vida, trabajo y amigos.
      Gracias por las palabras que tienes siempre hacia mis entradas, como siempre hago las escribo desde el alma.

      Un abrazo con mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  8. Tu poema es tan real, yo lo viví de cerca tan cerca que mis padres fuero unos campesinos, pocas veces bien mirados por sus amos y otras muchas casi maltratados moralmente por ellos.
    Muy bueno Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Letras de papel, entonces sabes un poco de la vida de estas personas que se funden con la tierra y el trabajo, llenos de necesidadesy al servicio de un amo totalitario que impone siempre sus leyes porque es el más fuerte y el que tiene el poder.

      Mis saludos.
      Ángeles

      Eliminar
  9. Ángeles, que hermosura de poema y de homenaje el que has hecho a este campesino, eres única para escribir desde el alma, sacas a flote los sentimientos. El trabajo del campesino siempre será un trabajo duro, y cada bocado, muy bien ganado, es algo que mucho lo hemos vivido en la infancia.
    Amiga gracias, besos y abrazos!!!

    ResponderEliminar
  10. Así es Cristina, tú y yo lo sabemos bien, por eso tuvimos que emigrar de nuestros pueblos buscando un futuro mejor.
    Aún quedan muchos de esos campesinos a los que la vida no les dío más oportunidades que trabajar tierras que no son suyas, de son a sol.

    Un abrazo con alas de esperanzas.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  11. Magnifica elegía, que también puede servir para ese abuelo paterno mío ,que no pude conocer.
    La aridez y los desencantos eran dolorosamente iguales en tu Extremadura y en mi Mancha.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Juan, en España casi todos nuestros abuelos vivieron así. Y aún hoy en pueblos medio perdidos de mi tierra hay viejitos que tienen su huerto y no dejan de arañar la tierra para sacar de ella su alimento.
      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  12. Magnifica elegía, que también puede servir para ese abuelo paterno mío ,que no pude conocer.
    La aridez y los desencantos eran dolorosamente iguales en tu Extremadura y en mi Mancha.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo Juan, he visto esa mirada muchas veces, cuando la vida no la puedes cambiar y dependes de un amo al que no conoces, pero se queda con casi todo el trabajo del bracero agrícola.
      Los campesinos extremeños vivieron así.
      Un saludo.
      Ángeles

      Eliminar
  13. Hola Ángeles:

    Sí, hijos del hambre, de un tiempo que solo ellos conocieron en profundidad y que todavía existe en tantos lugares de España, no hay que irse más lejos.
    Y ellos, que vieron más sol que estrellas, nunca pudieron alcanzar la dicha de ninguna de ellas.
    Un excelente poema homenaje para todos ellos, labrado como siempre, desde la mágica pluma de tu vivencia.

    Gracias por tu mensaje.Te envío un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, ¿sabes? cuando estaba escribiendo este poema, lloré, dejé que lágrimas contenidas fluyeran desde un lugar del alma.
      Hay un dolor oculto cuando veía a mi padre trabajar y trabajar y luego un incendio (eran provocados) o el pedrisco loco, le negaba recoger por lo que había trabajado.

      Y lo más doloroso, fue cuando cambió la libertad de su vida, su cielo, su tierra, su agua, por el asfalto duro y sin horizontes donde tuvo que emigrar buscando una vida mejor.
      Nunca lo he dicho porque me hiere el alma en cuchillos. Mi padre cuando cobró el primer sobre con dinero, se metió en el WC de la empresa y lloró, lloró como nunca lo había hecho, porque sintió que se prostituía para darnos de comer.

      Un abrazo Juan, me alegra reencontrarme contigo después del tiempo pasado.
      Ángeles

      Eliminar
    2. Muchas gracias Ángeles por la sinceridad de tus palabras.
      Te envío otro abrazo fuerte poeta.

      Eliminar
    3. Juan, no puedo entrar en tu blog, no me deja, no sé sí es porque le has eliminado o restringido tus visitas a él.

      Sea el motivo que sea, quiero decirte que para mí siempre has sido uno de los mejores poetas de la red, no dejes de escribir Juan, en tus escritos está tu alma y un hombre sin alma no puede vivir.

      Se muy feliz siempre. Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  14. Hola Ángeles, muy actual y hermoso tu poema.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola halconcien, gracias por tus palabras, aunque aún quedan personas que viven así, esa generación se va perdiendo en el tiempo de la vida y hoy ha variado mucho la forma como se trabaja en el campo.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  15. Es una preciosa y sentida composición, nacida de la inspiración de un alma hermosa, que es capaz en sus prosas, de sentir en carne propia, el latir del corazón campesino. De ese hombre que en la humildad de su existencia, entrega la fortaleza de sus años mejores, a cambio de unas míseras monedas que el patrón le paga. Así de dura es su realidad, tanto así, que hasta parece que la muerte es su única verdadera recompensa.
    Admiro tu capacidad de transformar en letras el dolor cotidiano del hombre de campo, aquel cuyo trabajo llena las despensas de lo que será nuestro alimento, ese mismo pan que nos cuesta el sudor de nuestra frente y que con esfuerzo pagamos, pero ese dinero jamás llegará al campesino, porque terminará como siempre, en la bolsa de los que no trabajaron, mientras la justicia, mira para otro lado.
    ¡Saludos cordiales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Juan Carlos ¿qué puedo decir si tu has plasmado la realidad del poema y mis sentimientos por él y por esos campesinos que llegaban a mi casa y mi padre a escondidas les daba una hogaza de pan, un trozo de tocino, garbanzos, incluso talegos con harina...
      No es que tuviéramos más que ellos, pero éramos menos y algunos tenían 6 ó 8 hijos que alimentar.

      He visto con mis ojos, "Niños Yunteros" "Niños espantapájaros" "Niños cabreros"... y esos sentimientos habitan en mi alma, y aunque ya no existan tantos, aún hay los suficientes para que esta dura cadena no se rompa.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  16. Precioso y emotivo homenaje.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia por tus palabras, son sentimientos que salen del alma porque en ella habitan.

      Cariños con un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  17. Precioso y emotivo homenaje.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nuevo gracias por estar presente en mi espacio.
      A veves sientes que lo que te habita necesitas sacarlo desde el alma, para que se conozca el trabajo tan duro de estas nobles e íntegras personas.

      Besos.
      Ángeles

      Eliminar
  18. ¡Ay mi querida Ángeles! Es una exquisita poesía salida de un corazón grande y noble e inmensa inspiración. Un precoso homenaje a ese hombre trabajador y tantos otros/as como él. Ángeles, eres un divino tesoro que sientes como nadie la pobreza y el esfuerzo que hacía el obrero campesino que dejaba la piel, su juventud su hora de descanso, quizá por muy poco, a veces solo por un plato de comida, eso es lo que yo recuerdo de niña, y no tanto... Era una esclavitud. Y ni tanto ni tan poco, ahora los campos están la mayor parte llenos de maleza no hay quien los trabaje, por lo pronto por Galicia.

    Te dejo mi felicitación y mi enhorabuena, Maestra de la buena poesía. Ha sido un inmenso placer pasar por esta tu casa donde se respira un fantástico ambiente poético. Gracias por darnos tanto y tan hermoso.

    Un abrazo, mi inmensa gratitud y admiración.
    Se muy -muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho llorar querida Marina, tus palabras me han llegado cono esa lluvia fina y refrescante que alivia el alma y vuelves a ver salir el sol.

      Dices como están los campos por Galicia, pues las dehesas extremeñas se han convertido todas en cotos de caza privados, siempre en manos de poderosos, porque el campesino extremeño, siempre fue UN BRACERO AGRÍCOLA que trabajaba las tierras de un amo, por un salario, porque ni tierras propias tenía.

      Besos con todo mi cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  19. Precioso poema y muy emotivo.

    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Chelo! qué alegría encontrarte en mi espacio. Mil gracias por tus palabras.

      Un gran abrazo también para ti.
      Ángeles

      Eliminar
  20. Forjado a golpes intensos de esa Vida azarosa e injusta. Viviendo del sudor avasallador y de esas lágrimas impulsadas por desahogos silenciosos que se sublevan ante una rebeldía que suplica hacerse escuchar.
    Precioso y altamente emotivo.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ha sido Pedro Luis, forjado a golpes pero como el bronce que se parte y no se doblega, La gran evasión de casi todos los campesinos de Extremadura, fue hacia el año 1970, cuando ya los campos esquilmados se negaron a procucir más cosechas y ellos tuvieron que emigrar a otros lugares para sobrevivir...
      Pero más tarde o más ptonto, todos volveremos a la tierra que nos vio nacer, como dice una triste elegía...

      "Volverás viejo Castuo
      a morir a Extremadura,
      para ser abono
      de vida futura.
      Y como una señal divina
      crecerá una encina,
      en tu sepultura."

      Un gran abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  21. Hola Ángeles paso por tu blog para desearte un buen fin de semana.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento, me alegro reencontrarte después de unas largas y obligadas vacaciones por mi parte.

      Te deseo un feliz domingo.
      Abrazos.
      Ángeles

      Eliminar
  22. ◕::::::::◕◕::::::::◕◕::::::::◕◕::::::::◕◕::::::::◕◕::::::::◕
    ◕ÁNGELES::::::::◕✿✰ FELIZ FIN DE SEMANA ✰✿◕::::::::◕
    ◕::CON::::::◕◕:LLUVIA:::::::◕◕::::::::◕◕::::::::◕◕:BESITOS:::::::◕◕::::::::◕

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina bonita... es una maravilla lo que consigues hacer con el ordenador y dejarme como huella de tu paso por mi espacio.

      Gracias por tu presenciay un gran abrazo,
      Nines

      Eliminar
  23. Estará acariciando las estrellas y sembrando semillas de esperanza en algún lugar del universo

    Paz&Vida

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un bello mensaje de esperanza Isaac, ojalá esté en un lugar de las estrellas sembrando semillas de luces y le acaricie el brillo de lo que no pudo tener en esta vida.

      Esperanza y luz.
      Ángeles

      Eliminar
  24. Él tendrá su premio eterno, mientras los explotadores arderán en el infierno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es nuestra fe y nuestra esperanza... si en esta vida solo tuvo pobreza y hambre, que exista ptra vida donde la luz divina nos iguale a todos y sane tantas heridas hechas desde la oscuridad.

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar
  25. Lindo homenaje a los hombres del campo.

    Un gran abrazo, querida Angeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo, es cierto que he pretendido hacer un pequeño homenaje a estas humildes personas, que dejaron su vida y su trabajo en una tierra que no era ni suya...

      Un abrazo.
      Ángeles

      Eliminar