domingo, 27 de octubre de 2013

¡ ME LLAMO OKULA !

! ¡Me llamo Okula, tengo 8 edades 
y soy el guerrero cuidador de mi familia 
desde que padre un día, se fue muy lejos
 en busca de la tierra de la comida, 
donde no viven el hambre, ni los escorpiones…! 
 Está más allá de las tierras amarillas, 
más allá de las dunas que caminan, 
y de las aguas negras que engullen a los hombres. 

 Las tripas de mi barriga no me dejan dormir,
hablan y me muerden porque tienen mucha hambre 
y no tenemos comida. Salgo fuera 
de la choza, hace mucho frío, la gran 
luna redonda y roja, se está levantando desde 
las tierras amarillas que nunca se acaban, 
y perseguida por Kolo, el espíritu del viento 
corre por el cielo entre las estrellas de luz. 

¡Tengo miedo, oigo cómo los gri-gris, 
espíritus demonios, corren por las sekias secas 
esperando comerse el corazón de un guerrero, 
toco mi flauta de hueso, pero no callan, chillan…! 
me tapo las orejas y no se van. También escucho a Murfán 
el espíritu del agua del wali, que la envenena, 
y a la cabra patear, Goa, la gran serpiente, 
se la estará comiendo y no sé luchar contra ella. 

 ¡Mi hermana Naray ha muerto de hambre, 
las tetas de madre están secas, sin leche, 
sólo son colgajos de piel agrietada, cómo los kapis. 
¡Madre ya no llora, el pozo de sus lágrimas
 se ha agotado, y su piel dorada de gacela 
se ha arrugado como la árida tierra del desierto! 
tiene las manos llagadas por los escorpiones 
que la muerden cuando busca raíces de tusia. 

 ¡Tengo más y más miedo, soy muy pequeño,
 no soy un buen guerrero no encuentro comida 
ni sé luchar contra los gri-gris, ni contra Goa…!
 Los pájaros de la lluvia no han venido 
y las semillas no han germinado, por eso debo 
buscar bulbos silvestres de noka, muy lejos 
del poblado, donde vive el sol que se come los sesos, 
y deja sólo los huesos de los esqueletos. 

¡Espíritu Gran Hacedor! lleva mi voz 
hasta mi padre, que vuelva para llevarnos 
a la tierra de la comida, dónde el hambre no vive, 
dónde la lluvia hacen germinar las semillas… 
y kusa, el gusano rojo no se las come. 
 ¡Gran Hacedor! Te ofrendo mi flauta, 
y el último bulbo de noka de mi talego, 
no tengo más, son para ti, escúchame,
 no te olvides de quien soy... 
¡Me llamo Okula y tengo 8 edades!

 Okula: niño etíope 
Gran Hacedor: Dios. 
Kolo: espíritu del viento. 
Goa: la gran serpiente. 
Gri.gris: demonios 
Sekia: cauces secos 
Wali: pozo de la aldea. 
Tusia: raíces cultivadas. 
Noka: bulbos silvestres. 
Kusa: gusano parásito.
 Kapis: pájaros carroñeros 
Murfán: espíritu del agua.

30 comentarios:

  1. Querida Ángeles, pobre Okula, un relato un poco triste pero creo que el Gran Hacedor podrá ayudarle y volverán a tener con qué alimentarse.
    Esto demuestra la pobreza que hay por el mundo y tantos y tantos niños abandonados.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relato es un grito de impotencia y llagado, por esos niños, esas mujeres y esos hombres que arriesgan lo único que tienen, su vida, por conseguir un mejor futuro para los suyos.

      Es un grito a la libertad prisionera de las personas, que han nacido en un lugar diferente al nuestro, y esa es su desgracia.

      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  2. Ay Angeles, solamente una persona con una gran sensibilidad puedo escribir esta maravilla que me ha estremecido , me ha llegado hastael fondo del corazón.
    OKULA "... las tripas de mi barriga no me dejan dormir "... tengo mucho miedo, soy muy pequeño ..."
    "... me llamo Okula y tengo 8 edades ..."
    Te felicito Angeles. Has bordado un tapiz de emociones impresionante. ¡¡APAPACHOS !!! :)..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, por esas lindas palabras llenas de sentimientos que me dejas en tu post.
      Mª del Carmen, no sé si con mi pequeña voz, o mis poemas puedo llegar a alguien para poder paliar el hambre de tantos niños, o tantos cadáveres como se ahogan en el Mediterráneo, intentando encontrar "La tierra de la comida"

      Me duele el alma, y no son palabras, es un sentimiento que sale de mi alma llagada por, tantas injusticias, violaciones, hambres, muertes y cadenas como aprisionan a millones de personas, en un mundo que se gasta millones de euros en pastillas para adelgazar, mientras otro medio se muere de hambre... en un mundo donde se mueven millones de euros por el deporte del futbol y sus jugadores, y mientras gritan la palabra goooooooolllll.... han muerto a causa del hambre 8.000 niños.
      Es cierto que el hombre ha descubierto todos los secretos del átomo... PEO HA OLVIDADO EL SERMÓN DE LA MONTAÑA.

      ¡¡Apapachos con mi cariño!!

      Eliminar
  3. Ese hambre, el de Okula, ha de ser el nuestro!
    Qué triste que no sea esa nuestra prioridad; que otros seres humanos, hermanos nuestros, tengan que morir en nuestras costas erizadas de espinas.
    Tremendos y convincentes versos, Ángeles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Ángel, así debería de ser, y dolernos el alma cuando vemos en la TV tantas personas que buscando la tierra de la comida, se ahogaron en unas aguas gélidas sin llegar a hacer el sueño de una vida mejor.

      Un abrazo con estrellas de esperanzas.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola ReltiH, no sólo sin palabras, si no también sin lagrimas por la impotencia de no poder hacer nada, mientras se roban millones de euros y se envían a paraísos fiscales...

      El hombre continua siendo el peor de los lobos para el hombre en muchos casos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Angeles, amiga, profundo poema, el hambre de tanta gente, en cualquier lugar se hace presente.
    Has tocado el fuero de mi alma, con tan triste y reales letras.

    Un abrazo muy apretado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soledad, conozco a Thesfalle, el padre de Okula, y por él, sé todo lo el hambre y la desesperanza que está pasando este país, él es un ilegal, que malvive soñando con traer un día a su familia... y te puedo asegurar que al escribir el poema, he llorado, lo mismo que he hecho varias veces cuando le he escuchado como viven en su tierra, como viven sus hijos...

      Mi cariño con un abrazo

      Eliminar
  6. Me alegra verte por aquí eso significa que te encuentras mejor y dicho esto ...
    Has escrito un poema precioso pero que duele y mucho, al leerlo .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Chelo, poquito a poco me voy sintiendo mejor, el jueves vuelvo al otorrino porque me tiene que mandar unas pruebas que no podía hacerme con el vértigo en toda su plenitud.

      El poema sé que duele y mucho porque es real, como real es el relato que tengo de lo que Thesfalle me ha contado de la travesía por el Mediterráneo, es la desesperanza al desnudo, y el alma grita de dolor.

      Mi cariño con un abrazo.

      Eliminar
  7. Una bella forma de acercarnos a los niños de África, esos tiernos seres olvidados por el mundo.Precioso y tierno poema, Ángeles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jerónimo, gracias por tus palabras, parece que África, estuviese en una lejana galaxia y sus personas no interesaran a nadie.
      Muchas veces pienso que algo falla en los seres humanos, cuando la avaricia, el afán de poder y sobre todo el de poseer... nos hace olvidar que muy cerca hay muchas personas que pasan verdadera hambre, sin esperanzas de nada.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Como sabes soy Presidente de Manos Unidas en mi localidad y hace dos meses hicimos una campaña contra el Hambre donde recaudamos casi 1000€.
    ¡¡¡No sabes lo Feliz que nos sentimos mis compañer@s y yo!!!
    El,otro día me llamó la Presidenta de Asturias para que viera la televisión en la 2ª cadena. Allí apareció un hombre ciego de África dándonos las gracias por el dinero enviado que les ha servido para comprar material Braille y rehabilitar un edificio como Escuela...De verdad, se siente uno como si hubiera obtenido el mejor Premio.
    Como decía Luther KIng:
    “Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos.”
    Excelente Post pleno de cruda Realidad.
    Abrazos y Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis felicitaciones Pedro Luis, por esa labor desinteresada que te lleva a ayudar a otros, es un gozo el saber que has contribuido a la pequeña felicidad de otro ser humano.

      Es cierto que el hombre ha logrado desintegrar el átomo, pero ha olvidado EL SERMÓN DE LA MONTAÑA. Te entiendo muy bien cuando dices que te sentiste como si te hubieran dado un premio, y es que mi amigo, no hay mayor felicidad, que cuando puedes contribuir a la felicidad de una persona que está sufriendo.
      Amar es dar, desde una sonrisa, o una palabra, hasta la propia vida, y te aseguro que la única arma que podría cambiar este mundo nuestro, es el AMOR, sin él, ya vemos como estamos y hacia donde nos dirigimos.

      Un fuerte abrazo desde un lugar del corazón.

      Eliminar
  9. Un poema tan conmovedor que duele, nos tendría que hacer reflexionar y ser más solidarios con esas personas que pasan hambre en el mundo, todos podemos hacer algo para remediar este gravísimo e injusto problema.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Charo, todas las conciencias de los países desarrollados, tendrían que elevar su rata de vibración para desprenderse sobre todo de su egoísmo, y poder ayudar a los que sufren... y que tan sólo viven así, por haber nacido en un lugar diferente al nuestro.

      ¡Cuántos Vicentes Ferrer, o Madres Teresa de Calcuta serían necesarios para sembrar la esperanza donde sólo hay miseria y hambre.

      Un abrazo con estrellas de esperanzas.

      Eliminar
  10. Mi querida Angeles, tu poema clama al cielo, le has dado voz a Okula, a todos los niños, que sufren la pobreza y el abandono en el mundo...Y nos llega en carne viva, desangrado y herido, rozando las entrañas y ahogándonos la voz en la garganta...¿Cuándo se dará cuenta el hombre, que la riqueza de la tierra es de todos...? Que no puede olvidar a sus hermanos, porque se olvida a si mismo,olvida su espíritu y se encierra en su propia cárcel de egoísmo e indiferencia...¡¡Qué maravilloso y tremendo relato, Angeles...!!
    Que el universo te escuche y mueva la conciencia humana, despierte al hombre de su sueño materialista y ficticio. Ojalá pronto los gobiernos sean conscientes de esta dolorosa realidad y sean capaces de repartir a todos con justicia y solidaridad.
    Mi felicitación por tu sensibilidad, por tu maestría y buen hacer, que nos toca directamente en el corazón.
    Mi abrazo inmenso y mi cariño siempre, compañera y amiga.
    Feliz semana, Angeles.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto todo lo que dices Mª Jesús, pero aunque nos llague el alma situaciones como la de Okula, y tantos y tantos niños que pasan hambre en el mundo y mueren a miles... hay demasiado egoísmos y afán de poder y riquezas, para que estos olvidados importen a quienes de verdad pueden hacer algo por ellos.
      Es como si una corriente de inhumanidad recorriese el mundo, y cada vez se agudizase más y más... Las voces y las manos que se alzan para ayudarles no son suficientes, y continuará ocurriendo.
      Nuestra humanidad y nuestra espiritualidad, parecen que se han volatizado en proporción directa a la mayor tecnología y el capital de los que cada vez tienen más... es un dolor de cuchillos que hiere a quienes ven este sufrimiento y le viven como suyo.
      Mil gracias por tus palabras, que siempre son como estrellas de luz.

      Mi cariño con un fuerte abrazo... y estrellas de esperanzas por un mundo mejor.

      Eliminar
  11. Ángeles un poema maravilloso y demuestras una vez más la sensibilidad que te caracteriza en todos tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias palabras al viento, por estar en mi blog con tus palabras... tú desde tu país, no ves la cantidad de personas mueren casi diariamente ahogadas en el Mediterráneo, con la esperanza de tener un mejor futuro y no morir de hambre, pero es una sangría de vidas, y en muchos países africanos, o de la India, mueren miles de niños al día a causa del hambre y la falta de medicinas.

      Llora el alma, y no entiendes como se puede nacer desde el momento que somos concebidos, para vivir vidas tan diferentes.

      Un abrazo con alas de solidaridad.

      Eliminar
  12. Qué lástima que unos versos tan bellos encierren una realidad tan amarga.
    Me ha erizado el vello y me ha calado muy hondo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belén, es cierto que es así... y personalmente, te puedo decir que conozco a varios de estos emigrantes, y no creo que pueda nunca traerse a su familia a la tierra de la comida, dónde no vive el hambre...

      Y lo más duro es que para muchos de estos emigrantes, en la tierra de la comida, también pasan hambre... o murieron en las aguas oscuras, dónde mueren los sueños y las esperanzas...

      Cariños con un abrazo.

      Eliminar
  13. Duele el hambre , duele la verdad , ...
    Un sensible poema que plasma la cruda realidad a un inmutable mundo que lo tiene todo y no tiene nada ...se olvidó y no le importa la humana humanidad...
    Poeta y poema de profundos sentimientos y sensibilidad ...un canto de dolor que toca la conciencia ....volver los ojos y aprender a amar al prójimo en toda su magnitud y miseria
    Un fuerte abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que duele el alma y mucho, Claro de Luna, y no se concibe la muerte de tantos niños inocentes, a causa del hambre o de medicinas, pero el mundo parece ser de los poderosos, de los triunfadores... y sus conciencias deben estar muy calladas...porque todo continua cada vez peor, no sé si bajase fuego del cielo como ocurrió con Sodoma y Gomorra, sobre la poderosa isla de Manhattan... haría cambiar la conciencia de los hombres...

      Un abrazo con alas de esperanzas.

      Eliminar
  14. Desgarrador el dolor que nos transmiten tus letras hoy Angeles, tanta comida para muchos y tan escasa para otros, una vida llena de injusticias y ver el dolor de un niño es lo peor.
    Hermoso como siempre!
    Abrazos y linda semana.

    ResponderEliminar
  15. Es muy cierto Betty, que es un dolor que desgarra el alma, y las lágrimas de impotencia te bañan en un pozo sin fondo, por todos estos niños que tan sólo han cometido el pecado de nacer en un lugar del mundo diferente al que vivimos nosotros.

    No entiendo a los hombres, porque en la tierra hay suficientes riquezas como para no pasar hambre, si los que "mandan" se propusieran erradicar esta dolorosa verdad.

    Un abrazo desde un lugar del corazón.

    ResponderEliminar
  16. Hay imágenes como puños en este poema. Es un grito todo él.

    ResponderEliminar
  17. Así es dafd, todo el poema es un grito de dolor y de impotencia, ante el que sólo podemos levantar la voz, por aquellos que no la tienen, enterrada en dolor y muerte.

    Un abrazo con estrellas de felicidad.

    ResponderEliminar