viernes, 21 de febrero de 2020

SALUDO DE BIENVENIDA


A ti que has llegado a mi blog, te recibo con una cálida acogida…¡ se bienvenid@!

Los versos que componen los poemas que puedes encontrar aquí, son destellos de mí alma  que me desbordan en sentimientos,  intimistas, desgarro, tristeza, denuncia social… ¡todo aquello que me seduce!  y me impulsan a escribirlos sobre el blanco papel, porque si no lo hago, sé que desaparecerán como las hojas bruñidas que llora el otoño hacia el hueco vacío de la nada.

Leer el texto completo

    Dicen que los niños vienen al mundo “con un pan bajo el brazo”, yo no, yo debí venir con folios, lápices y pluma… escribir para mí ha sido siempre una necesidad de mi alma, que me impulsa a abrir la puerta donde se trenzan los sueños y dejar que salgan en libertad los sentimientos, labrando el desierto o sembrando el mar, como las sombras y luces del calidoscopio de la vida. Nunca he escrito para obtener el reconocimiento de nadie, pero he obtenido varios premios literarios, publicado en diferentes medios y editado cuatro libros junto con los alumnos del Taller de Literatura que dirijo: “Huellas en el sendero” “Agua Fresca”  “La danza de los cometas” y "Sentimientos de mujer".  “Como agua de Luna” es mi primer libro en solitario, que ya vuela libre en alas del viento, dejando su huella, escribiendo su melodía de agua en el pentagrama del tiempo. Ángeles Marcos

viernes, 9 de diciembre de 2016

¡ EL DUENDE DEL LAGO !

Cuando el viento susurre tu nombre 
y entre besos te llame la brisa, 
cuando escuches murmullos de amores 
entre estrellas y dulces caricias...
¡No te acerques al lago del bosque, 
no te acerques, niña enamorada...! 
porque el duende que vive en el fondo, 
si te mira, te queda hechizada... 

¡No te acerques, que en sus verdes aguas, 
unos ojos muy verdes... te acechan, 
y en las noches de plata y de luna, 
en sus aguas, puedes quedar presa...!
En el lago del bosque escondido 
las niñas bonitas quedan atrapadas, 
y entre besos de nata y espuma, 
¡se convierten en olas plateadas...! 

Del palacio de cristal del lago, 
sale el duende... y despacio... se acerca... 
y en sus brazos, ¡abraza a las olas! 
y las besa...las besa... las besa... 
¡Y las niñas se vuelven ondinas, 
y las niñas se vuelven princesas 
del palacio del fondo del lago... 
pero nunca... nunca, vuelven a la tierra...!

miércoles, 9 de noviembre de 2016

¡ SI EL POETA NO ESCRIBE SUS VERSOS !

¡Si el poeta no escribe sus versos, 
las palabras se quedan dormidas 
en la cuna del alma, como madrigales mudos! 

Nadie escucha los arpegios cristalinos 
del arroyo fluyendo con su voz de agua, 
que teje caracolas de nata y espuma… 
¡y su cauce lastimero se pierde sin crear destellos
en un naufragio de mareas muertas…! 

 Las noches estrelladas se llenan de brumas, 
no palpita su luz, se desangran vacías 
en un abismo de silencios estelares, 
donde solo hay devastadores agujeros negros 
 de otras estrellas que antes fueron luz. 

El olvido cubre los verdes campos 
en arcanas elegías con un sudario pardo, 
la lluvia, escondida en el mar,
no quiere ser encontrada, ni derramarse 
sobre las auroras nacidas que vestía de agua. 

Merodea la noche hambrienta de vigilias, 
busca la brasa del hogar, ya angostada 
sin hornear el pan y deshilando sueños… 
Un niño muere de hambre en el silencio 
de un éxodo obligado hacia ningún lugar. 

 ¿Volverán los poetas a escribir sus versos? 
¿Se llenarán los nidos vacíos de vida? 
¿Renacerán verdeando los árboles talados? 
¡Quiero llorar, llorar y no puedo, 
mis lágrimas han huido y no encuentro sus huellas! 

¡Si el poeta no escribe sus versos, 
las palabras se quedan dormidas 
en la cuna del alma, como madrigales mudos!

domingo, 16 de octubre de 2016

¡REQUIEM POR UN CAMPESINO EXTREMEÑO!

He visto en tus ojos el invierno helado
con su alma de puñales de escarchas,
en un yermo abismo de oscura soledad,
 ¡en los páramos desiertos de una vida
dónde el luto de los días vencen la jornada!

Siempre fuiste hijo del hambre y la pobreza
viviendo al relente de cierzos y brasas,
esperando la espiga, maná de pan,
desde que abrías los surcos en el barbecho,
hasta que la hoz las decapitaba huecas.

 Forjado a golpes de arados y de hoces
 arañabas la miseria de un jornal,
en los secos terrones de la tierra
qué parían desencantos, quemando sueños,
y dónde el tiempo mutilaba la esperanza.

Tu vida estuvo precintada con acero
a la tierra y al poderoso amo oligarca…
¡con la espalda y la cabeza dobladas
desgarrabas tu alegato de pobreza,
abrasado en sudor y lágrimas de salitre!

Hoy se ha tensado la cuerda de tus días,
¡hijo del hambre! solsticios y equinoccios
consumieron el aljibe de tu vida,
y llagado en la miseria, sólo esperas
la muerte ¡para poder acariciar alguna estrella!

jueves, 22 de septiembre de 2016

¡ OTOÑO DE ORO Y BRISAS !

¡Esta noche ha llamado el otoño 
con dedos de viento sobre mi ventana, 
y al llegar la alborada nacida 
con hilos de oro, ha irisado el alba, 
 esparciendo su maná, en estrellas 
con manos bruñidas, y aromas de agua…! 
Y cantaba el viento 
en liras doradas 
y en ballet de hojas 
 el campo alfombraba. 

Desde un sol amarillo muy pálido 
destrenzaba el día las hojas ajadas, 
y la brisa en arpegios áureos 
un ballet de ocres y cristal, danzaba… 
desnudando árboles caducos 
desvistiendo tristes sementeras pardas 
 En la tierra abierta 
 de vida sembrada, 
la nueva semilla 
en surcos soñaba. 

¡Y pasaban cirros desflecados, 
 y cúmulos blancos, cascadas preñadas…! 
esperando con su alma de lluvia 
sembrar madrigales de oro y de agua, 
en la tierra desnuda y reseca 
que el ardiente fuego del verano hollara. 
El río sediento 
se desperezaba 
con besos de olvido 
de gotas de agua. 

Y en silencios de un tiempo exiliado, 
se oían rumores, de liras doradas, 
el otoño con vientos de arrullo 
 bruñía destierros, secaba hojarascas, 
con bemoles de brisa y llovizna, 
sobre la tierra adormecida en auras. 
 ¡Viento, veladuras, 
plenitud dorada… 
de estrellas de mieles 
y otoño de nanas…!

jueves, 15 de septiembre de 2016

NUEVOS DESPERTARES

Acunada en la hierba, miro al oscuro firmamento 
donde titilan las estrellas palpitando su luz, 
una brisa suave acaricia mi cuerpo
 hambriento de esta paz de alburas 
y me envuelve en escarchas de recuerdos 
que tejí en la rueca de tiempos idos. 

Siento un anhelo infinito, bruñido, 
que me baña en la añoranza de la inocencia 
abrigando ternuras y sortilegios
 ¡cuando mis sueños eran blancas crisálidas 
de mariposas que revoloteaban en mi alma
 cobijados al albero del sol!

 Pastoreé anhelos y esperanzas 
bordando encajes, hilvanando terciopelos 
colgando sueños en los relojes del tiempo
 de mi vida, cuando el timón de mi barca 
rielaba entre luces de esperanzas, 
y mi proa navegaba sobre el viento 

Hoy mirando el mismo cielo 
he visto los sueños decapitados, sin vida 
que no tejí, porque los arrasó el tsunami 
devastador de un tiempo que caduca 
hasta piélagos de negro olvido desterrado, 
dejando solo dolor sobre su estela. 

Llovizné lágrimas de niebla 
con mi alma despeinada, desbrocé mi dolor… 
y hambreando nuevos sueños, me desnudé 
de esos recuerdos llenando mis manos de otras semillas, 
tejiendo nuevas ilusiones con hilos de sol 
cultivadas sobre barbechos de esperanzas. 

 Hoy mi barca navega hacia el horizonte 
que hay en mi alma, no hay cantos de sirenas
que me engarcen en sortilegios de hechizos,
sé que me espera Ítaca, mi hogar soñado...
 ¡Y con mis manos llenas de semillas de luz y libertad 
he girado mi timón, rumbo a nuevos despertares!

sábado, 23 de julio de 2016

¡ ...Y REGRESASTE AL HOGAR !

( A Mª del Carmen Nácer con amor! )
Amanecía... la efímera luz de la alborada
 se tornó en un crisol de destellos de fuego y oro
 y se abrieron los cielos en fulgurante luz.
¡Unos brazos llenos de amor dijeron tu nombre,
 te acariciaron el alma y tú te fundiste con ellos!

 Te has ido, como se va una estrella fugaz,
dejando un rastro evanescente de infinita luz
que quieres retener en el alma como encaje de pureza.
Te has ido como se van las etéreas mariposas
cuando llega el invierno y sienten la llamada del hogar.

Como se van los lirios azules de espuma y viento,
 en un último suspiro hacia los destellos azules
donde se enjoyan con su verdadera luz.
Como se van las golondrinas buscando la calidez
de su nido de alburas y manantiales de amor.

 ¡Mi amiga, hoy me llora el alma tu ausencia,
tu presencia amiga llena de ternura y besos,
tus palabras de vida que dejabas al albero del sol.
Contigo aprendí nuevas palabras de esperanzas
que danzaban entre azucenas y jazmines!

Desde la fe, he sentido que las olas se rizaban
en el océano de la vida y me susurraban tu nombre
como un aleteo de abrazos de ángeles
que me acariciaban el alma en promesas de cielo
en un epílogo de eterna felicidad y albura.

¡ Has llegado al verdadero hogar de luz,
has hallado tu diamante perdido, tu piedra de jade,
y esta noche, en el cielo estrellado
estarás como una brillante estrella
escribiendo tus últimos versos llenos de apapachos...
como legado de tu inmensa dulzura.
                                         
 ¡Siempre estarás en mi corazón
mientras dure esta vida que hoy me habita!

martes, 31 de mayo de 2016

DE COMO SANCHO INTENTA DISUADIR A DON QUIJOTE

¡ Cuan locura ha este hombre,
vuelve a querer cabalgar…!
agora que estaba cuerdo
se vuelve a desmadejar…
¡Vuesa merced, en Barataria
ha buen vino y buen yantar,
me donasteis esta ínsula
y acá hubimos de paz…!
Quítese de la sesera
las ansias de retomar,
justas, lides y combates
¡ya no habemos de la edad…!
Ya habemos de los reumas,
de megijones y más,
¡si hasta el pobre Rocinante
está artrítico y asmal…!
¡Amo, que facemos años
ya es hora de jubilar
no estamos para estos trotes
vuesa merced no es cabal…!
En las Españas hay cuevas
como las de Alí Babá
y yo fenezco de miedo
con tan solo esto pensar.
-No te turbes Sancho amigo,
la justicia pongo allá,
soy un caballero andante
no me jubilo jamás.
¡Los ladrones que ha en la España
agora van a temblar,
les retaré en duelo a muerte
y muertos no mangarán...!
Sufrido pueblo voy presto,
nunca vide nada igual
en desmadres y mentiras
por a Moncloa llegar…
¡Faciendo tantas vilezas
desvergüenzas sin igual,
robando maravedíes
por sus bolsillos llenar.
¡Vamos Sancho no ha de miedos,
que muchos entuertos ha
ficimos en grandes gestas
y esta es la más principal !
-La barriga me tirita
pensando en cuanto truhán
hay es esta España nuestra,
¡amo! volvamos pa atrás…
¡Que son muchos y muy listos.
pareciome un muy mal plan
que nos farán de torturas
los facientes de maldad 
-Sancho, ensilla los jumentos,
que no se diga jamás
que el Quijote no ha de auxilio,
asina es y será.
¡Hay que desfacer agravios,
voto a Dios, que es la verdad,
hay tanto mangante güero
 que solo quieren reinar...!
 Mi coraza, mi celada,
mis botas de cabalgar.
mi escudo y mi lanza, presto.
aquesta hazaña a ganar…
Los partidos que se partan,
el pueblo libre verá
aquestos que en buena lide
quieren para gobernar.
¡Al galope Rocinante,
a la España pa luchar
con ladrones y bandidos
y así mudar su disfraz...!
Galopa presto, no pares
¡Sancho, sígueme a la par,
 el 26 J está cerca.
y la honradez ha ganar!

viernes, 20 de mayo de 2016

¡ EL REGRESO DE DON QUIJOTE !

¡ Yo soy Alonso Quijano 
y en la Mancha fui nacido, 
fue mi padre el gran Cervantes 
que allá en Lepanto fue herido...!
 Mi linaje es de gran honra, 
y tantos libros leídos 
hiciéronme en mi mollera 
¡ser caballero aguerrido! 
Caballero fice hecho 
y a Sancho Panza, mi amigo,
 nombróle yo mi escudero 
y a Rocinante mi equino. 

En Toboso vide un día 
a Dulcinea y henchido 
fice de ella mi amada, 
con mi corazón rendido. 
¡Llameme yo don Quijote…!
 pareciome distinguido 
y ni el Amadis de Gaula 
oso batirse conmigo.
 Fui defendiendo doncellas, 
viudas, pobres y afligidos 
gigantes de luengos brazos, 
¡voto a Dios! ¡no eran molinos…! 

Y fue tal la fama mía 
que me fice un perseguido, 
golpes, trompazos, manteos, 
¡mis huesos fueron molidos! 
¡Me daban tal calenturas, 
tembleques y escalofríos, 
que ni ungüentos, ni sangrías 
sanaban mi cuerpo herido!
De esta guisa, urdió mi padre 
mi muerte, siendo yo vivo… 
y me facieron un duelo 
¡mientras yo huía escondido. 
También fizo esto mi padre, 
¡el fingirme fenecido…!
para que el de Avellaneda 
no le robase a su hijo… 
¡...Ahora lleganme rumores, 
de luchas de lechuguinos,
 que asolan la patria mía 
como truhanes bandidos !
Y volvime, soy Quijote 
harto ya de latrocinios, 
de tantos ladrones güeros 
¡que en Panamá han su nido! 
Y salteadores de escaños 
de un congreso dividido 
que facen falsas palabras 
sin cumplir lo prometido. 

¡No fuera yo caballero 
si atisbando este estropicio 
a España, la patria mía… 
siguiera estando escondido! 
¡Cuan partidos! ¿y qué parten 
si han robado lo partido? 
trápalas, bribones, topos 
yo os reto, vais a presidio. 
¡Voto a Dios, sólo a Dios voto 
no a farsantes gamusinos, 
que facen mentiras luengas 
por ser de Moncloa inquilinos… 

Ha fenecido la honra 
caballeros…¿do se han ido? 
con las gestas que facían 
defendiendo al ofendido. 
¡Y heme aquí a desfacer 
tanto entuerto retorcido…! 
don Quijote ya cabalga, 
tiemblen los que han delinquido. 
¡Voto a Dios! que pongo orden, 
mi honor pongo por testigo! 
malandrines, gusarapos, 
¡don Quijote ha resurgido…!

domingo, 8 de mayo de 2016

¡ ADIÓS MI VIEJO AMIGO !

                                                             ( " A Feipe")
¡Con dolor y todo mi amor! 

 Déjame que seque de tus ojos ciegos, 
las lágrimas de exilio, de cilicio y derrota 
que regaron ecos lejanos sin retorno, 
cuando volaban tus sueños por pastizales secos 
y por lunas de promesas sin auroras… 
¡Sembrador de esperanzas, déjame que acaricie 
 con mis manos tu rostro surcado por edades de años 
al relente de escarchas y de brasas,
donde las dunas del tiempo se esquilmaron 
dejando en ti, su herencia maltratada de hieles…!

 ¡Con dolor y todo mi amor! 

Déjame que coja entre mis manos las tuyas agrietadas, 
curtidas, con cicatrices, por hoces, por arados, por azadas, 
por cataratas de años con tu alforja de reo al hombro 
donde el salario era un rastro de cenizas. 
Déjame que te hable como tú a mí siendo niña, 
cuando acudían las negras mariposas, 
y tu eras mi caballero desbrozando tinieblas, 
hablándome cuando llegaban mis negros miedos
y yo me cobijaba en el nido de tus fuertes brazos. 

¡Con dolor y todo mi amor! 

Estoy aquí, a tu lado y mi cariño se desborda 
como el caudal de un río con las lluvias, 
como hogaza de pan en los trigales, 
como la alborada que desnuda las tinieblas, 
como torrente de cristalinas aguas anegado. 
Mis manos se enlazan con las tuyas 
como la alborada a la luz del amanecer, 
como la lluvia a un cauce seco que la espera. 
¡Paladín de mi inocencia,“Feipe”, llegarás a la luz 
y vivirás los sueños rotos perseguidos
que buscaste peregrino en esta vida...!

 ¡Te quiero, te quiero, mi amigo grande de mi infancia,
 brotan mis sentimientos en océanos de lágrimas 
y me duele el alma, la sangre de mis venas, el aliento...
por tu ausencia en negras espirales de añoranza!
¡Mi amor te acompañará en el viento de los espíritus
y su luz. Despliega ya tus alas por el infinito azul 
 y acaricia las estrellas con la libertad que siempre soñaste!