jueves, 2 de julio de 2015

ANOCHE DORMÍ EN LA ERA...

                             ¡Anoche dormí en la era
 sobre la parva dorada,
entre espigas de oro trigo
de blanca harina preñadas!
El aroma de las mieses
el alma me acariciaba,
y el negro crespón del cielo
con sus tules me arrullaba.

 Con el aliento del viento
sentía el crujir de las pajas
estremeciendo mi cuerpo,
y en su ternura.... acunada.
 Lejos, cantaban los grillos,
se oía el croar de las ranas,
y en las doradas gavillas
tejía el viento tonadas....

Por las retamas del chozo
la noche se paseaba
entre fulgores de estrellas,
vestida de seda y gasas.
Rumores, ecos, ensueños
entre embrujos de oro y nácar,
etéreos, dulces caricias,
sobre la era y la parva....

Y en el cielo... las estrellas
diamantinas y de plata,
 y en cúmulo de fulgores
lucían “Las Cabrillas altas”.
Arreboles de pureza
llenaban la noche mágica,
bebía paz, luz, armonía
¡yo a Dios sentía en mi alma!

¡Anoche dormí en la era
 sobre la parva dorada
  entre espigas de oro trigo
de blanca harina preñadas...!
 Image and video hosting by TinyPic

30 comentarios:

  1. ¡Qué hermoso y bonito Ángeles! Tan hermoso que me hace recordar lo vivido y lo pasado, como es origen de
    la vida, Lo natural lo humano. Gracis Ángeles.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Ángel Isidro, siempre te recordaré, como la primera persona que me hizo un comentario cuando comencé a escribir en mi blog y no sabía nada de este mundo de la red.

      Gracias por tus palabras, yo he dormido muchas veces de pequeña en la era, bueno no me dormía, me quedba mirando el cielo estrellado... hasta que ya mis ojos se cerraban de sueño ¡Era una gozada! que está en la memoria del alma!

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles

      Eliminar
  2. Ángeles..Es un poema muy bonito.Propio de esta época cuando hacian la recolección..
    Me recuerda el aroma a mies vivido.
    Que tengas un feliz verano..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juolina por tus palabras, ese aroma a mieses que tu dices, yo le tengo pegado a mi piel, y recuerdo con toda nitidez esas noches, y desde el alma las puedo revivir a voluntad en una relajación.

      Feliz verano también para ti, que tus días estén llenos de cosas lindas.

      Cariños con mi abrazo de luz.
      Ángeles.

      Eliminar
  3. Bueno Ángeles, es un precioso romance campesino para que siga vivo el paisaje del campo y sus aromas.
    Estas escenas poéticas pienso yo... solo las pueden representar quienes lo han vivido realmente y creo que tú has tenido que sentirlas en una etapa de niña.
    No solo hay que dominar el verso también hay que expresarlo y para ello hay que sentirlo y, amarlo.
    Gabriel y Galán, lo hizo en profundidad versificando su tierra y sus gentes campesinas, lo mismo que Luis Chamizo y tantos otros como tú, desde su anonimato, con ese valor humilde y hermoso. Todos ellos sintieron a Dios en su alma, como tú hoy lo has sentido y nos lo has hecho sentir.

    Te envío un abrazo poeta, Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Como lo has sabido Juan!, es cierto, he dormido muchas veces en la era, desde muy pequeña, no tenía nunca miedo a nada, me encantaba toda la naturaleza, a veces me digo que soy más de campo que las amapolas, y cuando llegaba el tiempo de trillar el trigo en la era, mi padre se iba a dormir a ella, para que no incendiasen las gavillas de trigo, o no se las robasen... y yo, me apuntaba la primera. me ha contado mi padre que dormía allí en el verano desde que era una bebé, porque mi madre lo hacía también... Así que los primeros recuerdos de mi vida, son cielos estrellados, olor a mieses, a campo, aromas, sonidos, sentimientos que están en la memoria del alma...

      Gabriel y Galán era el poeta favorito de mi padre, y sobre todo sus poesías en castuo, me las leía en alto muchas veces, y creo que sus semillas germinaron un poquín en mí, porque la Naturaleza continua siendo mi "droga" cuando estoy triste o necesito recargar las pilas del alma, a ella me escapo, necesito sus sonidos, sus aromas, esa soledad llena de vida donde el alma se repara de las heridas del camino, de la hipocresía y la envidia.

      Aún hoy viven algunos compañeros de mi padre y cuando voy al pueblo y me los encuentro... Dios, son increibles, para todos ellos soy Nines, la chica de Juan, y cada uno me cuenta alguna cosa nueva que recuerda de mi infancia... Nací en el campo y en el campo pasaron mis primeros años de vida...y ellos me recuerdan de chiquitaja en cosas que ni yo recuerdo, son personas generosas, cariñosas y llenas de valores morales, que Chamizo o Gabriel y Galán versaron a la perfección.

      Un abrazo grande Juan y un muy feliz verano.
      Ángeles.

      Eliminar
  4. "Yo a Dios sentía en mi alma".
    Todo el poema es un sentir de elevación, de sosiego, de totalidad, a través de las estrellas, las espigas, los grillos, el viento... Me he mecido en tus letras.

    Muy fino, para ser cantado por los ángeles.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así le siento Volarela, en el silencio lleno de vida de las noches estrelladas, siempre siento a Dios, o como se llame, ya que cada cultura le da un nombre diferente, pero Él es el TODO UNIVERSAL.

      Mil gracias por tus palabras ¿sabes? aún hoy me quedo contemplando ese cielo de luz que me hechiza hasta las 4 ó 5 de la madrugada cuando voy a mi pueblo y me quedo a dormir en el chalet de mi prima Pilar, o de mi amiga María... son vitaminas para mi alma.

      Cariños con un abrazo y muy feliz verano.
      Ángeles.

      Eliminar
  5. Muy hermoso y lleno de sentimiento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ilesín por tus palabras, es cierto que el poema son sentimientos que habitan en mi alma, aromas, silencios, vida, estrellas de luz, pureza, un regalo para el alma que bebe de esta paz de inciensos.

      Un abrazo con brisas de felicidad.
      Ángeles.

      Eliminar
  6. ¡¡¡Cuanto sosiego y serenidad transmiten tus bellas y entonadas Letras!!!
    Un bonito sueño en un entorno mágico y de ensueño entre esos crujidos de pajas y esas espigas de oro trigo.
    La adivinanza la has acertado de pleno.
    ¡¡¡Pobre muñeca!!! Esa halopecia temporal dejó su huella en esa niña pequeña.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, Ja, como me he reído Pedro Luis, es cierto que mi pobre muñeca se quedó calva de por vida, pero como no había visto nunca ninguna, a mí me parecía la más bella, jo, con la cabellera de maiz que tenía... y se la cayó porque la dejé durmiendo al sol de julio y se secó... lo que lloré por ella y sí fue un trauma aunque yo la quería lo mismo. Ah se llamaba Mary Lo...¡que cursilidad de nombre! ¿dónde habría oido yo algo así?

      Pedro deseo que ya te vayas encontrando mejor, eres un campeón, como te dije en tu blog, un faro de luz en este mundo nuestro y tus amigos virtuales lo sabemos bien.

      Cuídate mucho, sal a la Naturaleza y bebe su aire lleno de vitaminas curativas y sin contaminar, te deseo un muy feliz verano junto a las personas que tú quieres, y muchas vitaminas de cariño de aquellos que te conocemos y te queremos.

      Un gran abrazo con alas de esperanzas.
      Ángeles.

      Eliminar
  7. ¡Hola Ángeles Marcos! encantada de conocer tu blog. donde me quedo, si no tienes inconveniente. Mucha luz hay en tus versos, me encantará leerte.
    Muchos besanises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara por haber llegado hasta mi blog, con el sentimiento de tus palabras. Por supuesto que te puedes quedar para siempre, a mí también me encantó tu blog, por eso te lo dije... y por cierto tienes también mucha luz en él.

      Cariños con un abrazo y brisas azules.
      Ángeles.

      Eliminar
  8. Qué belleza, Ángeles, tu poema es todo un oasis de paz y armonía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael por tus palabras...¿ en tu país no se trillan las mieses? En Extremadura aún se hace con el trillo en algunos lugares, aunque ahora con las máquinas trilladoras y las cooperativas, se hace en las mismas besanas, pero asi no sientes nada. solo ves la máquina.

      Un abrazo con brisas de felicidad.
      Ángeles.

      Eliminar
  9. Bellísima noche, rodeada de una naturaleza mágica que a veces nos olvidamos de contemplar y disfrutar.
    Mis cariños, amiga y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rayén por tus palabras, yo creo que no debemos olvidar ciertas cosas que nos llenan el alma de luz, no sé porque me siento muy unida a la Naturaleza, aun aquí en Madrid, muchas veces me pierdo por su sierra y encuentro lugares donde el alma vive y bebe armonía y paz.

      Un abrazo con alas de felicidad.
      Ángeles.

      Eliminar
  10. Hermoso poema Ángeles y felicidades por ello. Noches así dan gusto. Gracias y que lo pases bien, porque vaya calores.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa, es cierto que con estos calores yo personalmente echo mucho de menos las noches durmiendo al relente en mi pueblo, teniéndo el cilo por sábana, pero tengo una rodilla muy jorobada y estoy esperando el resultado de una resonancia magnética y aunque tengo vacaciones, continuo aquí en Madrid.

      Te deseo un verano muy feliz junto a los que tú quieres y que hagas realidad alguno de tus sueños.

      Un abrazo grande con brisas de lluvia.
      Ángeles.

      Eliminar
  11. COMO UNA CANCIÒN. MUY HERMOSO POEMA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias ReltiH por tus palabras, es cierto que dormir bajo las estrellas en verano, es como escuchar música de ángeles y soñar con estrellas de luz.

      Un abrazo con cariño.
      Ángeles.

      Eliminar
  12. Muy apropiado para las noches de verano, un remanso de paz y armonía. Precioso!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto José Manuel, y más con los calores que estamos pasando ahora, se echa de menos una brisa de aire que te acaricie al relente de estrellas de luz.

      Gracias por llegar a mi blog y por tus palabras. escritas en él.

      Un gran abrazo con brisas de lluvia y feliz verano.
      Ángeles.

      Eliminar
  13. Los que tenemos ya una edad y crecimos en un pueblo,sabemos lo que es dormir bajo las estrellas sobre un colchón de paja que huele a campo y a naturaleza,una gozada que difícilmente se podrá volver a repetir...

    Precioso tu romance Ángeles.Me trajo el eco de aquellos entrañables poemas de nuestro poeta Gabriel y Galán: "He dormido esta noche en el monte/con el niño que cuida mis vacas..."

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto Joaquín, es una gozada, pero yo aún lo hago algunas noches de verano. En el pueblo de mi amiga Pilar, hay tres o cuatro labradores que aún trillan al modo tradicional, porque es un pueblín ubicado entre montañas y trillan el grano para alimentar a los animales que tienen, trigo no siembran. Y algunas noches de verano, vamos solo por el placer de dormir cara al cielo... como bien dice nuestro poeta José Mª Gabriel y Galán.

      Me encanta también el Vaquerillo..." He dormido esta noche en el monte
      con el niño que cuida mis vacas,
      y en el suelo tendió para ambos
      el rapaz, su raquítica manta....
      Y se quiso quitar, pobrecillo,
      su blusilla y hacerme, almohada...

      Maravillosos versos Joaquín... te llenan el alma de paz y serenidad y nos llevan a ecos perdidos que hay en nuestra alma con sabor a pueblo y aromas a campos.

      Un gran abrazo con cariño y un muy feliz verano.
      Ángeles.

      Eliminar
  14. Bello poema, Nines.

    No llegué a dormir nunca en la era pero si recuerdo haberme despedido por la noche de quienes lo hacían por cuidar de la cosecha recogida. Allá por el año 1953.

    Y sí, las noches eran tal y como las describes hoy... Y más, pues así las viví de niño.

    Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ernesto por tus palabras, yo sí de pequeña dormía en la era todos los veranos, y aún hoy como le he dicho a Joaquín, lo hago, no ya en una era con una parva de trigo como antes, pero sí de cebada y centeno, que se trilla aún en Extremadura para alimento de los animales en pueblinos entre montañas., como es de donde es mi amiga Pilar, y ahí si continuo durmiendo en la era, bueno lo de dormir... es un dicho, porque con tanta belleza como hay alrededor mío en el cielo, y esos susurros de la noche llenos de vida, pues intento dormir y no puedo, antes tengo que asimilar bien lo que estoy viendo y sintiendo.

      "Y más, pues así las viví de niño" Jo, Ernesto siempre siembras preguntas en mí... ¿de niño? ah síiií...

      Cuando estabas en Castilla y tu padre trillaba el trigo del Conde Don Alonso de Guzmán... ¡ya...! tú dormías en la era con él... Ya me acuerdo... que te juntabas con el Lazarillo de Tormes... y el Pícaro Guzmán de Alfarache y liábais cada una...
      ¡Ah y yo sin acordarme de vuestras hazañas...!

      Un abrazo con brisas de felicidad.
      Nines.

      Eliminar
  15. Un bello poema Ángeles, demuestras que tienes unos sentimientos maravillosos, yo nunca pude estar en una era y mucho menos ver la trilla como tu nos cuentas.
    Un abrazo muy fuerte y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Palabras al viento, quizá en tu país no exista esta forma de separar el trigo de la paja, ya en Extremadura van quedando muy pocos pueblos que separen el grano así, solo se hace en pueblines montañosos, donde el alimento de los animales se obtiene de esta forma.

      Pero es maravilloso sentir en el alma la noche con toda su plenitud, el crujido de las mieses, los rumores llenos de vida.

      Te envio un abrazo con brisas de trigo y parva.
      Ángeles.

      Eliminar